España Diario

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

María Lapiedra sobre su relación con Gustavo tras los rumores de ruptura: «Será mi tercer marido»

La exactriz porno ha confesado que la boda podría celebrarse antes de lo previsto, pero el paparazzi aún necesita conseguir el divorcio

La relación sentimental de Gustavo González y María Lapiedra es una continua montaña rusa. Si hace tan solo unos días volvían a atravesar una de sus particulares crisis de pareja, ahora ambos vuelven a sonreír, tal como demostraron hace unos días en la boda de sus amigos Erik Putzbach y Rafael de Marchena. La pareja organizó en Sitges, Barcelona, una tercera celebración para consagrar su unión, donde la pareja televisiva asistió, según la revista ‘Diez Minutos’.

Un tercera fiesta de compromiso que le viene como anillo al dedo a la exactriz porno, pues si finalmente se da el sí quiero junto al paparazzi, también sería su tercera boda, según ha asegurado ella misma: «He estado casada dos veces y Gustavo será mi tercer marido. Espero casarme pronto».

La tercera boda de María Lapiedra que espera con gran entusiasmo

Unas palabras en la vida de sus amigos que dijo Lapiedra y que fueron recibidas con alegría por Gustavo. Y es que parece que día a día, los planes para su boda están más presentes que nunca. «Viendo el ejemplo, la verdad es que nos animáis. Ha sido una boda muy bonita, me lo he pasado genial. Espero seguir vuestro ejemplo», fueron las palabras de González al recién estrenado matrimonio. 

Pero su gran día también podría truncarse, pues no es la primera vez que la pareja muestra abiertamente sus miedos y desencuentros mutuos, principalmente después de las entrevistas en varios medios de comunicación. Para Gustavo, ver como María va hablando de su relación y también de su exmujer es algo muy difícil: «Es verdad que a veces me gustaría romper con todo y con todos». 

 

Gustavo, con muchos problemas para conseguir la nulidad

Por otro lado, el paparazzi reconoció que «tengo miedo de que María se harte de mí», entre lágrimas, a pesar de que a María se la ve más feliz que nunca ahora que su noviazgo se ha hecho público y no necesitan esconderse.

Sin embargo está el mayor impedimento, y es que a día de hoy, Gustavo González necesita conseguir definitivamente el divorcio con Toñi para poder casarse, un proceso que está siendo muy complicado. Su divorcio quedó impugnado y ahora deben solucionar el trámite.