Diarioespaña

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Aumenta el número de personas que mira el móvil mientras mantiene relaciones sexuales, según un estudio

7 de cada 100 personas han reconocido hacerlo
Un 7% de los encuestados utilizó el teléfono móvil mientras tenían relaciones | Archivo

 

El teléfono móvil se ha convertido en una de las herramientas imprescindibles de nuestro día a dia y en un fiel compañero de nuestras actividades cotidianas. Una situación que ha llevado a compañía iPass a realizar un estudio con el que se busca conocer hasta donde llega la «adicción» al teléfono móvil.

De esta manera, la empresa preguntó a 1.700 personas de Estados Unidos y Europa la siguiente cuestión: «¿Has usado o mirado tu teléfono móvil en alguno de estos escenarios?» con el fin de conocer hasta qué punto utilizar el móvil puede resultar inevitable. Las respuestas han sido cuanto menos sorprendente. 

Y es que mientras que un 84 % y un 81 % de los usuarios han asegurado que usan su teléfono en la cama o comiendo, escenarios que podrían considerarse más «típicos», otro tanto ha reconocido haberlos utilizado un momento que muchos no se habrían imaginado: practicando sexo. 

Más concretamente, ha sido un 7 % de los participantes en el estudio quienes han respondido con un «sí» a esta incómoda pregunta con la que han puesto de manifiesto la existencia de una situación que parece popularizarse con el tiempo y que salvo por algunos casos aislados, hasta ahora se creía insólita.

Nuevo campo de investigación

Así, este dato ha despertado a su vez nuevos interrogantes dispuestos a ser estudiados por terapeutas sexuales: cómo influyen las nuevas tecnologías en nuestras relaciones sexuales. La cuestión aquí parece clara para los investigadores: ¿El uso del teléfono móvil durante el sexo responde al aburrimiento durante el acto o a la innovación?

Y es que pese a la sorpresa inicial por el resultado del estudio en este aspecto, lo cierto es que los teléfonos móviles se han convertido en una nueva herramienta muy recurrida en el ámbito de la vida sexual moderna. 

De hecho, pocos son ya los que desconocen el significado de la palabra «sexting», que hace referencia al envío de imágenes de contenido sexual a través del teléfono móvil y que generalmente son producidos por el propio remitente. 

De esta manera, varias encuestas también han puesto de relieve que cada vez son más las parejas las que se aficionan a grabarse o fotografiarse mientras mantienen relaciones, una práctica no tan popularizada pero que, según han señalado los investigadores, podría justificar esta sorprendente «incursión» del teléfono móvil en el sexo y, al menos, su uso.