Diarioespaña

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

PREVISIÓN SÁBADO

Mejora el tiempo en la zona mediterránea con excepciones

Fotografían a un fantasma en un ayuntamiento de Granada

Sucedió el pasado 3 de febrero en el consistorio de Vegas del Genil
Imagen tomada en el Ayuntamiento de Vegas del Genil | ANÓNIMO

 

Ocurrió el pasado 3 de febrero, un viernes, en el ayuntamiento de Vegas del Genil, un municipio de Granada, hacia las 19.30 horas. Un concejal municipal se encontraba en el edificio consistorial cuando se percató de que hacía un frío inusual, aunque en ese momento no le dio más importancia. Fue después, cuando decidió ir al baño, que empezó a escuchar ruidos por el pasillo, «como si alguien arrastrase una caja de folios», como declaró a Ideal. Después de comprobar que no era el conserje, y asustarse creyendo que podría haber entrado alguien, decidió salir a mirar, pero no quiso encender la luz, por lo que, al no tener linterna en el móvil, decidió tomar una foto para hacer saltar el flash. Cuando el destello iluminó el pasillo, el hombre se quedó tranquilo porque ahí no había nada.

 

Pero la historia no acaba aquí, de hecho, ni había empezado. Fue después, cuando sentado otra vez en su despacho, el concejal decidió mirar la foto que había hecho en el pasillo, y al verla, un escalofrío le recorrió el cuerpo. En la foto, como se puede ver, aparecía la silueta de una niña pequeña, y el hombre quedó tan impresionado que no pudo salir del despacho, por lo que decidió mandar la foto al grupo de WhatsApp de los concejales del Ayuntamiento. 

 

Aunque al principio todos se lo tomaron a broma, uno de sus compañeros decidió ir a ver si se encontraba bien, y lo halló lívido en su despacho. Finalmente, salieron del ayuntamiento y decidieron bromear sobre el tema para intentar tranquilizarse. Más tarde, cuando empezó a correr la voz por el pueblo de que la foto fantasmal, empezaron a aparecer los testimonios que contaban que ese no era el primer fenómeno paranormal que sucedía en el edificio consistorial.

 

Se distingue la figura de una niña | ANÓNIMO

 

 

Otros concejales y trabajadores hablaban de frío inusual en la sala de plenos, de ruidos y voces, de luces que se encendían y apagaban solas, y la captura fotográfica de uno de estos fenómenos, era la gota que colmaba el vaso. Al parecer, una monitora de reiki que trabaja en el ayuntamiento realizó una sesión de purificación para limpiar el edificio de presencias.