Diarioespaña

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Fue abandonada en el altar y forzada a abortar, pero una imagen lo cambió todo

La historia de Jill cambia cuando ve la ecografía de su hijo
Imagen de archivo. | Cedida
 

Jill es la protagonista de una historia de frustración que que superó con las fuerzas que le dio el hecho de estar embarazada y querer tener a su hijo. El portal Upsocl relata la historia de esta mujer, que estaba felizmente enamorada de su pareja cuando decidieron contraer matrimonio. El problema era que él no lo tenía tan claro y la abandonó en el último momento, dejándola abandonada en el altar.

La decepción y el shock fueron mayúsculos, pero Jill volvió a caer en las redes de su ex-marido. De esta forma, retomaron la relación y, a las pocas semanas, ella quedó embarazada. Al enterarse de ello, su pareja entró en cólera y le exigió que abortase, ya que no quería ser padre en ese momento. Ella, que sí tenía el deseo de tener un hijo, accedió a lo que decía su novio.

 

Pero todo cambió en la clínica donde fue para abortar su embarazo. Al ver, a través de una ecografía, las manos, la cabeza y la forma de su futuro bebé, Jill cambió radicalmente el chip. Decidió que ya era suficiente la relación con su pareja, y que había sobrepasado muchos límites de sumisión. Ver la imagen de su pequeño fue lo que le decidió a tirar adelante como madre soltera y al margen del padre del bebé. Nicolas Joseph nació al cabo de unos meses y creció feliz al lado de su madre.