Diarioespaña

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Gracias a su madre, este bebé con un grave eccema sufre una transformación increíble

Los médicos no encontraron la solución
Imagen del eccema de Isaías. | Facebook

 

Stephanie es una madre británica que, junto a su marido, vivieron un terrible infierno con su hijo. En 2013, nació el pequeño Isaías y la alegría llegó a su casa, pero a los tres meses de edad, le apareció una erupción roja en la mejilla. Su madre directamente lo llevó al pediatra, que le diagnosticó dermatitis, y cambio de su casa todos los champús, lociones, desodorantes y cualquier producto con posibles ingredientes alérgicos.

Imagen de Isaías. | Facebook

 

Las erupciones no cesaron y empezaron a aparecer ampollas y grietas en su piel. Los médicos determinaron que se trataba de un eccema severo y le recetaron múltiples cremas de cortisona y esteroides para atacar la enfermedad. Aún así, nada surtió efecto efecto y sus padres afirman que el tratamiento estaba consumiendo a su hijo desde adentro hacia fuera. Su vida pasó a centrarse totalmente en la salud de su hijo y no salían de casa parapoder cuidar de él.

El agua calmaba el dolor del pequeño. | Facebook

 

El agua era lo único que calmaba el dolor del pequeño y sus padres lo envolvían en toallas húmedas todo el día para aliviar su sufrimiento mientras la enfermedad no paraba de crecer. Un día, Stephanie encontró por internet el síndrome de la piel roja, provocada por los efectos secundarios de las cremas de esteroides. Entonces, los padres decidieron no hacer caso a les médicos y cortaron el tratamiento que, justamente, le provocaba el eccema al pequeño. Diez meses más tarde, Isaías había recuperado su color y ya volvía a estar en plena forma, gracias al instinto de su madre.

 

Isaías ya recuperado. | Facebook