Diarioespaña

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Howard Schneider, el dentista que atemorizó cientos de niños con sus brutales prácticas

El doctor espera la sentencia judicial por sus actos

 

Para un niño, la visita al dentista suele ser traumática, pero en este caso, lo era de verdad. Howard Schneider es un dentista que, ahora, está esperando sentencia judicial por sus terribles actos. Todo empezó con las quejas de algunos padres, pero los niños que iban a visitar al dentista, no decían nada por miedo, hasta que una niña, Bri'el Motley, rompió el silencio.

 

En 2014, la pequeña de seis años fue con su madre a la consulta para una limpieza bucal y todo fue bien. Al cabo de unos días, llamaron a la madre para decirle que debía volver con la niña por culpa de un problema en un diente que estaba saliendo. Al llegar, prohibieron a la madre entrar en la sala y el dentista estuvo con su hija cuatro horas. Tras esto, le dijeron a la madre que «había habido un accidente» y al aparecer su hija vio que estaba llena de moratones, arañazos y una gasa en la boca.

 

Inmediatamente, la subió en su coche y se fijó que, en lugar de tener un diente menos, le faltaban siete. La madre lo llevó a la policia para poder denunciar al sádico doctor. Poco después, otros niños se quejaron y muchos padres tuvieron el valor para denunciarlo, pero lo más espeluznante aún había de llegar.

Sherraine Christopher es una madre que llevó a su hijo de tres años y le permitieron entrar en la sala. Cuando el pequeño empezó a gritar de dolor, Sherraine decidió gravarlo con el teléfono para poderlo denunciar. El doctor Schneider implantó deciseis implantes sin usar anestesia. El médico ataba a los pequeños en su tabla para poder proceder con sus atroces prácticas. En el vídeo, que contiene imágenes muy duras, se puede ver el testimonio de Sherraine Christopher.