Diarioespaña

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

La desgarradora carta de una madre a un asesino: «¿Mataste tú a mi hija?»

Han pasado ya 24 años
Nikki Allan fue asesinada el 7 de octubre de 1992 | Mirror

 

Una madre afligida ha escrito una carta a un asesino en serie que podría haber matado a su hija hace ya más de 20 años. La pequeña de siete años Nikki Allan desapareció cuando salía de la casa de sus abuelos en Sunderland East End, el 7 de octubre de 1992. Ahora ella ha decidido hablar directamente con el asesino Steven Grieveson, encerrado actualmente en la prisión de Full Stone en Yorkshire, por el asesinato de cuatro jóvenes en Wearside. Según explica el diario Mirror, en ella escribe:

«Escribo esto con gran dolor en mi corazón, así que voy a ir directa al grano. Steven John Grieveson ¿asesinó usted a mi hija Nikki Allan la noche del 7 de octubre de 1992, o conoces a alguien que estuviera involucrado en el asesinato de Nikki? Mi hija necesita descansar en paz. Si lo hizo, por favor, de un paso al frente. Todo lo que me queda por hacer es rogarle que, si mató a mi hija, me lo diga».

 

La madre de Nikki Allan ha estado luchando durante 24 años para conseguir justicia para su hija y encarcelar al culpable por el brutal asesinato de su pequeña en Sunderland. La policía de Northumbia arrestó a Grieveson, de 47 años, como sospechoso del asesinato de la niña. El sospechoso fue interrogado, pero los detectives dijeron que no tenía derecho a fianza y que iría directamente a juicio. Ahora está cumpliendo cuatro cadenas perpetuas por el asesinato de Thomas Kelly, de dieciocho años, David Hanson y David Grieff, de quince años y el de Simon Martin, de catorce años, todos entre 1990 y 1994.

 

Sharon, madre de Nikki, le ha escrito una carta al que podría ser el asesino de su hija | Mirror

Los zapatos de Nikki fueron encontrados a las afueras de un edificio abandonado a unos 300 metros de casa de sus abuelos a la mañana siguiente. Su cuerpo sin vida estaba dentro del edificio y fue hallado por un vecino que ayudaba a la policía con su búsqueda. La niña yacía muerta en un charco de sangre y los indicios mostraban que había sido apuñalada 37 veces en el pecho.

 

Sharon ahora hace campaña vía Facebook en un intento de obtener información reciente sobre el caso. La mujer de 49 años, de Rhyope, dijo «le envié una carta a Steven  hace un par de años, más larga, pero esta vez he ido al grano. No fui directa y no recibí respuesta alguna». Ahora ha pasado mucho tiempo, y Sharon explica que «sólo quiero respuestas. Duele mucho escribirle una carta a un asesino en serie. Esto es una de las cosas más difíciles que he tenido que hacer. No es normal para una madre o cualquier otra persona escribir una carta a una persona así”.