Diarioespaña

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

ELECCIONES ANDALUCÍA

El PSOE pendiente de Adelante Andalucía para lograr la mayoría absoluta

La versión de los presuntos violadores de los Sanfermines difiere de la de la víctima

Afirman que era consentido
Los cinco detenidos por la presunta violación. | Cedida.

 

El caso de la violación colectiva a una joven en Sanfermines ha sido noticia durante todo el verano por las diferentes informaciones que han salido. Ahora, TVE ha tenido acceso a la declaración de los agresores, que se declararon inocentes, y la de la víctima. Las dos versiones difieren en diferentes puntos, pero coinciden en que ella se quedó sola por la noche y empezó a hablar con uno de ellos, «tenía el acento andaluz».

Los dos conversaron un rato y, según el violador, «la conversación se fue calentando y le dije que no estaba con un sevillano normal, yo soy cinturón negro comiendo coños... A lo que ella se rió y dijo que las cosas habría que demostrarlas». De esta forma, los acusados sostienen que en todo momento se habló explícitamente de mantener relaciones sexuales mientras ella dice que dijo que se iba a dormir. El acusado añadió que le dijo que «lo que pasa es que no somos dos, somos cinco personas... Y ella dijo: 'Eso me da igual, yo puedo con dos, puedo con cinco y con lo que haga falta'».

Tras esto decidieron irse a su coche, pero de repente se dirigieron todos a un hotel. La víctima asegura que no le daba importancia a estar buscando un hotel, pero los acusados afirman que ella «estaba tan metida en buscar un sitio como nosotros». De repente encontraron un portal en el que entraron. Según la víctima, el chico de acento andaluz y otro la empujaron dentro mientras le tapaban la boca. Pero ellos defienden que no fue así, que era ella la que pedía silencio para no avisar a los vecinos.

 

La víctima declaró que «me rodearon los cuatro, me tiraron al suelo, me quitaron el sujetador y mientras me sujetaban la boca para que les hiciera una felación. Posteriormente me penetraron los cuatro. No recuerdo si fue anal o vaginal». Por su parte, los acusados defienden que ella participaba completamente y que «nos poníamos delante y ella agarraba a quien quería». También afirman que «ni la agarramos ni la hicimos sentir mal. Todo lo contrario. Si ella llega a decir que no, hubiéramos parado».

 

Tras esto, la víctima afirma que «os cuatro se fueron corriendo. Me levanté y me puse bien la ropa. Salí a la calle. Busqué mi móvil, pero no lo encontré. Me quedé llorando en un banco hasta que pasó una pareja a la que conté lo ocurrido. Ellos mismos llamaron a la policía». Su abogado ya ha dicho que ve clarísimo que ha sido una declaración consensuada para no caer en contradicciones y evitar la condena.