Diarioespaña

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

PREVISIÓN SÁBADO

Mejora el tiempo en la zona mediterránea con excepciones

Los médicos le daban a elegir entre ella y su hijo, y ella tomó una tercera decisión

Kim fue valiente y se sometió a una masectomía para luchar contra el cáncer de mama
Kim posa feliz después de su operación, celebrando que su hijo también se encuentra perfectamente | Facebook

 

La australiana Kimi Maxwell se preparaba para dar a luz a su segundo hijo en 2013. La experiencia del embarazo es una etapa fascinante en la vida de cualquier mujer, pero en su caso fue un auténtico cástigo, ya que recibió una noticia horrible: tenía cáncer de mama. Aunque en otras circunstancias la enfermedad no hubiera sido muy difícil de tratar, los médicos le dieron a decidir entre ella o su bebé. Pero ella no tomó ni una ni otra, sino que escogió la tercera via: luchar por ella y por su pequeño para poder abrazarse algún día no muy lejano.

 

La solución pasaba por hacerse una doble mastectomía durante el embarazo. Aunque puede ser muy peligroso hacer una intervención quirúrgica cuando el feto está en gestación, todo salió bien y Kimi superó la primera fase de la enfermedad. Para animar a las demás mujeres que pasen por esta situación a no tirar la toalla, Kim posó en algunas fotos hechas en blanco y negro para revelar su dolorosa intervención junto a la señal incipiente de su embarazo.

 

Kim y su hijo posan felices de poder seguir vivos gracias a la valentía de la madre | Facebook

 

El momento llegó y el niño nació sano y salvo. Las fotos que se hizo al nacer su pequeño se volvieron virales y han tenido un gran impacto en la lucha contra el cáncer de mama. El mensaje tan original que lanzó al mundo Kim ha envalentonado a miles de mujeres a seguir con sus sueños y sus aspiraciones y no dejarse vencer nunca por la enfermedad, luchando hasta el último aliento. Su decisión pudo ser arriesgada, pero deja un mensaje de amor precioso para su hijo.