Diarioespaña

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

PREVISIÓN SÁBADO

Mejora el tiempo en la zona mediterránea con excepciones

Una madre denuncia la toxicidad del maquillaje infantil

Su hija Lydia tuvo que ser hospitalizada tras usar el producto
La pequeña Lydia, tras ponerse el maquillaje infantil. | Facebook

 

En ocasiones nos preguntamos los efectos que tiene el maquillaje en niños pequeños. Aunque en la mayoría de ocasiones estos productos son aptos para todas las edades —aunque en el caso de los menores tengan la piel más sensible— existen maquillajes que provocan efectos muy dañinos, aunque en el etiquetaje se indique lo contrario.

 

Es el caso de la hija de Kylie Craven, una madre de Georgetown —en Estados Unidos— que ha denunciado que el maquillaje infantil que compró en el supermercado ha resultado ser tóxico para la pequeña.

 

Una madre denuncia la toxicidad del maquillaje infantil

Ha querido dejar constancia de ello en las redes sociales, a través de una publicación que se ha hecho viral en pocas horas. De hecho, el escrito, que cuenta con algunas fotografías realmente espeluznantes, lleva ya más de 196.000 comparticiones y un buen puñado de «me gusta».

 

«A Tony y a mí esto nos abrió los ojos y vamos a ser más cautelosos a la hora de reconocer los ingredientes y educarnos sobre lo que es bueno y malo antes de comprar», empieza Kylie en su publicación.

Un día después de ponerse el colorete, el lápiz labial y el brillo, la pequeña Lydia tuvo que ser hospitalizada. Las marcas en su piel lo dicen todo. «En 24 horas nuestra niña pasó de estar 100% sana a tener los ojos hinchados y ampollados, con un sarpullido por todo el cuerpo al que teníamos que aplicarle compresas frías cada 30 minutos más o menos porque le ardía la piel», advierte la madre.

Advertencia sobre el maquillaje infantil de baja calidad

La pequeña Lydia ya ha sido dada de alta y se encuentra fuera de peligro, aunque aún está sufriendo algunos efectos secundarios. Kylie señala la importancia de saber lo que se compra a los más pequeños y  de tomar consciencia de que, en ocasiones, los productos infantiles no son del todo seguros.