Diarioespaña

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

ELECCIONES GENERALES

El Gobierno pone fechas a las elecciones: mayo u otoño de 2019

‘Pegging’, el juego sexual donde la mujer domina al hombre

Los juegos sexuales de poder cada vez están más de moda
El 'Pegging' es el nuevo juego sexual de moda. | Cedida

 

Los juegos de poder siempre han sido prácticas interesantes para llevar a la cama y por eso mismo, desde hace unos años se ha empezado a poner de moda un nuevo juego que utiliza el poder, pero en este caso, poder sexual.

 

Es conocido como ‘Bend over boyfriend’, pero seguramente te sonará aún más la palabra ‘Pegging’, tal como explica 'Los Replicantes’. Esta práctica sexual consiste en que la mujer se coloque un arnés con un consolador y empiece a penetrar al hombre de forma anal.

 

Este juego ha ido cogiendo fuerza con el paso de los años y hoy en día, resulta ser de la más común y habitual entre muchas parejas. Cabe destacar que existen muchas opciones diferentes para llevar a cabo esta práctica sexual como diversos arneses y consoladores de diferentes formas, tamaños y texturas.

 

De hecho, y aunque en un primer momento era un juego que los hombres se negaban a practicar —por las connotaciones que lleva asociadas la penetración anal en los hombres—, hoy en día son muchas las parejas heterosexuales en que es el hombre quien disfruta más de esta práctica. 

Según informa Dan Savage, un prestigioso columnista sobre sexo, todos los hombres deberían de probar esta práctica sexual alguna vez en la vida para conocer nuevas opciones y perspectivas.

 

Este juego resulta muy excitante para las mujeres y muy satisfactoria para los hombres. El motivo de esta gran satisfacción para ellos, es que la penetración anal es la única forma de poder estimular la próstata, la zona más excitante de los hombres, localizada a unos ocho centímetros del ano.

 

Aparte de proporcionar placer, estimular la próstata tiene diferentes beneficios como ayudar a mejorar las disfunciones eréctiles o impotencias, elimina toxinas del sistema reproductor y aumenta la intensidad del orgasmo, entre muchos otros beneficios.