Diarioespaña

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

El 'perrito sexual', la técnica que aumenta la intensidad del orgasmo

Para realizarla, se debe desarrollar un músculo vaginal llamado periné

En el sexo no está todo descubierto, ni mucho menos. Cada vez aparecen nuevas técnicas que aumentan el placer en las relaciones íntimas, las cuales se puede aprender o ejercitar para llegarlas a dominar. Es el caso del ‘perrito vaginal’, técnica que se logra por medio de la contracción de la zona perineal, ubicada en la vagina, la cual realizan algunas mujeres, de manera innata, al llegar al orgasmo.

Además, también puede ser entrenada por quienes quieran disfrutar de ella. Se trata de un aprendizaje por el cual, una vez se introduce el pene en la vagina y se queda de manera inmóvil, la mujer puede producir al miembro masculino un efecto parecido al que se siente cuando un perro te lame la cara. Por ese motivo, esta práctica sexual lleva un nombre tan fuera de lo común.

¿Cómo aprender a hacerla?

La práctica es muy desconocida en la sociedad. Su principal objetivo es el de dar un placer extra al hombre en el momento de clímax de la mujer. Para poder desarrollar la habilidad es necesario entrenar el músculo del suelo pélvico, el cual se puede fortificar mediante los ejercicios de Kegel, dentro de la denominada gimnasia íntima.

Con ellos, se trabajará el músculo denominado periné, el cual se debe contraer con actividades que no involucren las zonas musculares del abdomen, nalgas o muslos. Para desarrollarlo, se deben realizar contracciones, las cuales se pueden hacer de pie, de rodillas o sentada. Es importante variar el ritmo de las mismas, haciéndolas rápidas y lentas, según cada momento.

Con estos ejercicios, no solamente se permitirá realizar el ‘perrito vaginal’ que tanto hace disfrutar a los hombres. Las mujeres también logran aumentar la intensidad de los orgasmos durante el coito o la masturbación. Además, tiene otros beneficios, ajenos al sexo, como son la actuación contra la incontinencia urinaria, así como el prolapso.

¿Dónde se encuentra el periné?

Es posible que no hayamos oído mencionar estos músculos vaginales. Para sentirlos, existe una estrategia que es sentarse y toser fuertemente. La zona que se mueve justamente debajo de la pelvis es en la que se ubica el periné. Otra manera de sentirlo es mediante la micción. Si, a propósito, la detienes y la vuelves a permitir, sentirás el mismo músculo, el cual es responsable de cortar el proceso.