Diarioespaña

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

URGENTE

Adiós a los coches de diésel y gasolina a partir de 2040

HIPOTECAS

El banco pagará todos los gastos de las hipotecas, menos la tasación

PREVISIÓN MIÉRCOLES

Vuelven los chubascos intensos y las tormentas en algunos puntos del este

PortAventura hace pagar entrada a los discapacitados, aunque lo sean al 100%

La familia de una niña incapaz ni de ver espectáculos denuncia el trato recibido por el parque
La familia Gallego Grima. | EspañaDiario.es.

 

Una familia de Salou, la de Sonia y Diego, denuncia haber recibido un trato «nefasto» de PortAventura. Todo ocurrió el pasado 16 de julio. Los Gallego Grima hace unos cinco años que tienen el pase de temporada del parque temático y aquel día decidieron ir a pasar un rato con sus tres hijos, Xana, Héctor y Aida. Su hija mayor, Xana, tiene trece años aunque no aparenta más de cuatro o cinco debido a la encefalopatía congénita que le detectaron cuando todavía era un bebé. Y es que la mayor de los tres hermanos tiene reconocida una discapacidad del 100%, no reacciona a estímulos y es totalmente dependiente.

De hecho, según la versión de la familia, siempre habían podido acceder sin problemas a PortAventura sin tener que pagar entrada para la niña. «Fuimos a pasar el día para que sus dos hermanos subieran a las atracciones y se lo pasaran bien, Xana no puede disfrutar ni de los espectáculos», detalla a este medio Sonia Grima. Su sorpresa llegó cuando la persona que controlaba la entrada los paró para preguntar la edad de Xana y, tras intentar pasar el control, los envió a hablar con atención al cliente porque «nos hacía pagar entrada para ella ».

 

Desde atención al cliente, aseguraron al padre —teniendo en cuenta lo que él explica— que todos los discapacitados deben abonar una «tarifa reducida» de 23 euros, tengan el grado que tengan, a partir del 33%. Y así lo ha podido confirmar este diario, aunque ni responda a estímulos y sea incapaz de ver espectáculos, tiene que pagar más de 20 euros para poder entrar y acompañar a su familia mientras pasa el día en el parque. Ante esta situación, Diego Gallego volvió a probar de pasar el control de acceso y lo consiguió.

Pero esto no termina ahí. Cuando padre e hija pasaban por el área del Mediterráneo, «vinieron detrás nuestro diciéndonos que no podíamos estar allí si no comprábamos la entrada, de muy malas maneras». La reacción de Gallego fue seguir caminando y dejar atrás los que les echaban, a pesar de la «tensa situación» que se había vivido allí en medio. Con todo, la familia decidió irse de PortAventura sin poner ninguna queja formal porque «una vez ya la presentamos porque las plazas de parking de minusválidos estaban ocupadas por gente que no lo era y nadie nos hizo ni caso. Ahora pensamos que también sería inútil hacerlo».

 

Este medio de comunicación se ha puesto en contacto con el parque temático para conocer cuál es su versión sobre los hechos y el tratamiento recibido por parte de la familia de la niña discapacitada, pero este ha declinado hacer ninguna declaración. Es importante saber que PortAventura ha organizado el próximo día 6 de octubre una cena que recogerá dinero para ayudar a diversas organizaciones entre las que se encuentra la Asociación Provincial de Parálisis Cerebral.