Diarioespaña

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Salvan a un recién nacido que habían lanzado a un agujero de un baño público

El pequeño se encuentra sano y salvo

 

Un bebé recién nacido fue salvado hace unos días de morir asfixiado en la ciudad de Khujand, al noroeste de Tayikistán, gracias a unos transeúntes que le oyeron al pasar. El niño había sido lanzado a un agujero situado en el suelo de un baño público con una bolsa de plástico rodeándole la cabeza para evitar que no se oyeran los gritos desesperados del pequeño.

Por suerte, un hombre escuchó el débil sonido y averiguó de donde salía. Inmediatamente pidió ayuda a sus vecinos para sacar de allí al niño. Para ello, usaron dos ganchos de metal e hicieron palanca para poder elevarlo. El niño estaba cubierto de excrementos y suciedad, pero milagrosamente respiraba y no parecía presentar ningún otro problema de salud, aunque podría haber sido cuestión de minutos.

 

El dramático rescate finalmente acabó bien. Nada más sacarlo, Moldagali Orynbasarov, el hombre que le encontró, rompió el plástico que rodeaba la cara del pequeño y en seguida este se puso a llorar. El hombre, padre de seis niños, mantuvo en sus brazos al pequeño hasta que llegaron los equipos de emergencia para hacerse cargo del menor.

 

Uno de los testigos grabó la escena y la subió a Internet para que la gente viera el suceso. No se sabe si la madre ha sido identificada ni cuál es la situación del bebé. No es la primera vez que se encuentra a un bebe de este modo, despues de que otra madre desesperada tirara a su hijo recién nacido. Un padre de seis  niños encontro otro bebe en un lugar similar en mayo en Kazhakstan.