Diarioespaña

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

URGENTE

Adiós a los coches de diésel y gasolina a partir de 2040

HIPOTECAS

El banco pagará todos los gastos de las hipotecas, menos la tasación

PREVISIÓN MIÉRCOLES

Vuelven los chubascos intensos y las tormentas en algunos puntos del este

Se populariza el 42, una nueva práctica sexual

Se trata de una forma específica de realizar sexo oral
El sexo oral puede producir grandes orgasmos | Pinterest

 

Con cierta periodicidad y en aras de seguir mejorando la calidad de sus servicios, la marca de preservativos Control elabora estudios sobre sexo. El último: ‘Los jóvenes españoles y el sexo’, llegaba a una interesante conclusión: el misionero y el perrito son las dos posturas sexuales por antonomasia en nuestro país.

 

Sin embargo el estudio también descubre que los españoles ansían probar nuevas experiencias y descubrir nuevas posturas sexuales. Los manuales de sexo modernos han desarrollado cientos de posturas que derivan de las 64 que quedan recogidas en el Kamasutra, y actualmente, como informa ‘El Mundo’, hay una postura que parece estar extendiéndose.

 

Se trata del 42, una postura que como explica el citado medio es intensa, sin penetración y sexualmente «egoísta». El 42 es una postura que busca promover placer mediante el sexo oral y que cada vez se vuelve más popular. Es intensa porqué, aún sin penetración, puede provocar tanta excitación que puede llegar a brindar los mejores orgasmos.

 

Y, por último, es egoísta porqué funciona mediante la asignación de dos roles complementarios y opuestos: el dador y el recibidor. Uno recibe el sexo oral y, consecuentemente, tiene que ser otro el que lo da.

 

Fácil hasta para torpes

La postura es muy sencilla: consiste en que la persona que recibe se siente en una superficie en la que se esté cómodo, luego debe arquear la espalda hacia delante y dejarse hacer.

 

La otra persona se arrodilla frente la primera y, acto seguido, le practica sexo oral. El asunto no entraña ninguna complicación y es especialmente excitante por dos motivos: el primero es que la postura permite practicar bien el sexo oral.

 

La segunda y puede que más importante es que la persona que lo da puede establecer contacto visual con quien lo recibe, multiplicando exponencialmente el morbo y, con este, también el placer.

Imagen de como debería ser un 42 | El Confidencial

 

Valida tanto para él como para ella

Como explica el mencionado medio, por la anatomía de los géneros puede parecer que la postura solo es apta para los hombres pero, si bien es cierto que el 42 brinda la oportunidad de hacer una felación magnifica, también puede usarse para dar un maravilloso cunnilingus, y hacerlo igual de bien.

 

La postura, entonces, es egoísta aunque no sexista y cada una de las partes puede turnarse para satisfacer a la otra y que no haya injusticias en la cama.

 

Respecto al nombre que recibe, se trata de una cuestión curiosa: se le llama 42 por las sombras que proyectan los números mientras se realiza la postura; el 4 es la persona sentada y arqueada y el dos, obviamente, la persona que da el sexo oral.