Diarioespaña

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Tu postura sexual favorita dice mucho de tí

Muchos hombres se sentirán identificados
La nueva tendencia se está expandiendo. | Columnazero

 

Es obvio que no todos los hombres prefieren la misma postura sexual, pero lo que si que es cierto es que muchas veces suelen repetirlas por costumbre. Rápidamente encuentran cual es con la que se sienten más cómodos y hacen sentir mejor a su pareja a la vez, pero lo que quizá no sepan es que esto podría revelar mucho de su personalidad: En un nivel subconsciente, cuando escoges estás manifestando muchas cosas sobre tu propia forma de pensar. Aquí os dejamos algunos ejemplos:

Misionero: Es la posición más tradicional y la forma en la que solemos mantener relaciones sexuales. No es de extrañar, pues se repite mucho en programas, series y películas de televisión. Aunque la posición sea un clásico, un hombre que prefiere hacerlo de esta manera puede ser algo inseguro o «tener necesidad de ver cómo responde su amante», comenta Ava Cadell terapeuta sexual. También es normal en hombres que les gusta controlar la situación y son amigos de la intimidad entre la pareja. «Es una romántica pero no muy aventurero», señala Cadell.

 

Perrito: No hay un chico al que no le guste esta postura, pues un amante del perrito «se nutre de su instinto animal territorial, como el rey de la selva», apunta Cadell, «pero también tiene miedo de la intimidad y, en general, es poco romántico». Después de todo, no vas por la entrada trasera porque te apetece susurrarle dulces palabras al oído.

 

La mujer arriba: La belleza de esta posición es que hay un millón de maneras de hacerlo y que todo depende de ella. Los hombres que aman a sus mujeres sobre sí, es probable que traten de complacerlas. Cadell dice que este movimiento demuestra que «tienes confianza a pesar de estar algo sometido a sus deseos, pero a la vez puedes ser dominante al dejar que ella llegue al orgasmo con una penetración más profunda».

 

Cuchara: Teniendo en cuenta que esto está más asociado con abrazarse mientras dormimos o vemos una película, esta posición súper íntima es la que más gusta a los hombres con un punto de ternura. Estos hombres a los que les gusta esta postura más que otras no son unos cobardes, son gente «apasionada y con ganas de complacer a su amante», comenta Cadell.

 

De pie: Contra la puerta, la pared, la ducha o la encimera de la cocina. Puedes tener relaciones sexuales estando de pie en casi cualquier lugar. Por eso, los individuos a los que les encanta esta postura son aventureros y, a menudo, les excita la idea de ser traviesos. Los hombres que lo hacen así son «amantes pícaros que consiguen la excitación al pensar que pueden ser pillados infraganti. Quieren tener toda la diversión posible sin considerar las consecuencias», dice Cadell.