Diarioespaña

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Un perro con un tumor cerebral muere después de ir a la boda de su propietaria

El perro se llama Charlie Bear
Kelly y su perro el dia de la boda. | Facebook.

 

Tal como explica The Washington Post, Kelly conoció a su perro labrador cuando trabajaba en un refugio para animales en Nueva York. El perro tenía poco más de doce semanas y había sido abandonado en una basura. Aunque la joven no quería tener ninguna mascota, acabó cogiéndole estima, hasta el punto de llegar de adoptarlo. Entonces fue cuando el perro se comenzó llamar Charlie Bear.

Años más tarde, en 2010, Kelly conoció a su actual marido, que también es veterinario, James Garvin, del que se enamoró a primera vista y con el que decidió casarse el 1 de septiembre de 2016. En medio de toda la boda se enteró que su perro padecía un tumor cerebral que le provocaba convulsiones. Estaba claro que Charlie no viviría muchos más años, ya que su salud estaba bastante deteriorada.

 

Kelly y su esposo comprendieron que lo mejor para el perro era en sacrificio para que dejara de sufrir, pero sorprendentemente notaron una ligera mejora. Charlie, ya con quince años, logró asistir a la boda, aunque, tuvo que ser llevar en brazos por la hermana de Kelly. Jen Dziuvenis, la fotógrafa de la boda compartió la escena en Facebook. «Esta es la razón por la que amo todas las bodas», añadió la fotógrafa. Kelly estaba convencida de que Charlie aguantó para acompañarla en un día tan especial para ella. El perro tuvo que ser sacrificado el pasado nueve de septiembre acompañado de su familia.