Diarioespaña

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Una mujer se suicida con su hijo tras una cirugía fallida

El niño tenía ocho años
Anna, Gleb y Oleg celebran el cumpleaños del pequeño | The Sun

 

Según informa el periódico The Sun, una mujer rusa saltó desde la ventana de un apartamento con tal de suicidarse. La madre se agarró a su hijo de ocho años y se precipitó al vacío, después de que su marido le hiciera el sonido característico de los cerdos (oink) cuando, tras una cirugía plástica, su nariz 'quedó como la de uno de ellos'.

 

Según los informes, Anna Ozhigova, de 33 años de edad, estaba sumida en una depresión después de que la cirugía plástica a la que se sometió le dejara la nariz de gran tamaño. De acuerdo con las declaraciones de sus amigos, la cirugía le llevó a romper con su matrimonio con Oleg Ponomarev, dejándola sola y sin esperanzas. Finalmente, decidió suicidarse junto a su hijo de ocho años, Gleb.

 


El periódico ruso Komsomolskaya Pravda informó que el cuerpo de Gleb fue encontrado cerca de su madre, después de que ella saltara desde el apartamento de sus padres en Omsk, Siberia, el jueves pasado. Una declaración del Comité de Investigación de Rusia asegura que Anna 'dejó una nota explicando sus razones personales'. La madre temía que su exmarido iba a ganar la custodia total de su hijo Gleb, y ese fue el posible motivo por el que saltó con él.

 


Antes de su suicidio, ella le comentó a un amigo en las redes sociales que «el cirujano me había convencido de que mi nariz no casaba con mi aspecto, que no me 'quedaba bien'. Me impresiono con facilidad, y él me convenció». Afirmaba que la cirugía le dejó incapaz de sonreír y con grandes ventanas en la nariz que la acomplejaban profundamente.