España Diario

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

La borrasca Félix afecta a 47 provincias españolas y provoca vientos superiores a los 140 km/h

Ocho personas han tenido que ser rescatadas, como consecuencia del temporal
La borrasca Félix deja vientos de más de 140 km/h | Cedida

Vientos de 141 km/h y olas de hasta nueve metros de altura es lo que ha dejado por toda España la borrasca Félix. Este fenómeno meteorológico, procedente del Atlántico Norte, ha afectado la mayoría de provincias españolas, durante todo el fin de semana, causando fuertes precipitaciones e importantes vendavales.

La Agencia Estatal de Meteorología ha informado que las comunidades más afectadas en toda la península han sido las que se encuentran localizadas en el norte de la misma. De este modo, regiones como Cantabria o Galicia han sufrido las consecuencias del temporal, siendo las protagonistas de los eventos más problemáticos.

  

 

Del mismo modo, se ha detallado que la borrasca, que ha afectado a toda España durante el fin de semana, ha provocado la actuación de los servicios de emergencias para el rescate de hasta ocho personas. Ninguna de ellas ha tenido que lamentar daños personales, pero sí han necesitado ser evacuadas por las autoridades.

Bajan las temperaturas

Como consecuencia de la borrasca Félix, las temperaturas de gran parte de la península podrían verse afectadas. De este modo, se ha anunciado un descenso de las mismas en regiones como Castilla y León o Asturias. De hecho, en ambas se ha situado la cota de nieve en torno a los 1.000 metros, pudiéndose dar este fenómeno en las próximas horas.

Por otra parte, Andalucía puede ser otra de las comunidades más afectadas durante el tramo final de repercusión del temporal noratlántico. La región del sur del Estado ha activado la alerta por fuertes tormentas, que podrían venir acompañadas por caídas de granizo.

Finalmente, la alerta amarilla —de menor gravedad— o naranja —de gravedad media— ha estado activada en la mayoría de provincias de la península. Solamente zona litorales, como Tarragona, Gipuzkoa, Bizkaia o Melilla han quedado inadvertidas por los daños que se podrían generar.