España Diario

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Dos meteoritos crean nuevos cráteres en la luna

El avistamiento del fenómeno se realizó desde España y el impacto de los asteroides se produjo a mediados de julio en la cara oculta del satélite

 

 

El portal científico Meteoroides.net ha informado que recientemente dos meteoritos impactaron sobre la superficie de la luna y crearon nuevos cráteres en el satélite. De hecho, el impacto de los asteroides fue observado por los telescopios del Proyecto MIDAS instalados en los observatorios de Sevilla y La Sagra, en España.

Según explican los expertos, las dos rocas cayeron a una gran velocidad en la cara oculta de la luna a mediados de julio, concretamente entre los días 17 y 18. En ese momento, se produjeron dos explosiones de luz muy destacables encima del satélite, que ahora cuenta con una nueva fisonomía, aunque no se puede apreciar a simple vista desde la Tierra.

Según explican los expertos que observaron el evento, los dos meteoritos que impactaron sobre la luna quedaron completamente destruidos, creando estos dos nuevos cráteres encima del satélite.

La luna, un satélite lleno de cráteres

Aparecen dos nuevos cráteres en la superfície de la Lunas | Archivo

 

La luna es el satélite natural de la Tierra y su aspecto está marcado por los numerosos cráteres que tiene por toda su superficie. En este sentido, hay cráteres de origen volcánico, pero sobre todo destacan los creados a partir del impacto de asteroides, ya que, a diferencia de nuestro planeta, la luna no tiene atmósfera que deshaga los pequeños meteoritos que se le acercan.

El satélite tiene dos caras, la clara y la oculta, marcadas según el impacto de la luz del Sol, a partir de la cual podemos verla desde la Tierra. La luna gira alrededor de la tierra en rotación síncrona, mostrando siempre la misma cara.

Se cree que la luna se formó hace cerca de 4.500 millones de años, no mucho más tarde que la Tierra. De hecho, se cree que el inicio y origen del satélite es fruto de los restos del gran impacto entre nuestro planeta y otro cuerpo espacial del tamaño del planeta Marte.