Diarioespaña

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Investigan a un político del PP por un presunto delito de agresión sexual

Fue condenado a 13 años de cárcel por abuso de menores
Imagen de Javier Rodrigo de Santos | Cedida

 

Javier Rodrigo de Santos, exteniente de alcalde del Ayuntamiento de Palma y concejal de Urbanismo, es investigado por un presunto delito de agresión sexual. Así lo han notificado fuentes del Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid sobre quien fuera una de las grandes promesas del Partido Popular en Baleares.

La causa abierta lo señala como culpable de haber utilizado su puesto en una ONG para coaccionar a presos en tercer grado y obligarlos a mantener relaciones sexuales. De Santos habría amenazado a los afectados con informar en contra de su libertad a los centros penitenciarios.

Rodrigo de Santos, condenado por abuso de menores

Imagen del ingreso en prisión de Javier Rodrigo de Santos | DiarioEspaña.com

 

La información, difundida por ‘eldiario.es’, incluye que Javier Rodrigo de Santos fue condenado en el pasado a dos años de cárcel por gastar 50.000 euros de la tarjeta oficial del Ayuntamiento de Palma en prostíbulos masculinos, contratando servicios sexuales.

Del mismo modo, se descubrió notables gastos para su consumo de cocaína. Sin embargo, los peores datos sobre De Santos se relacionan con la condena a 13 años y medio de cárcel en la Audiencia de Palma por abusar sexualmente de dos menores, amigos de sus hijos.

En esa ocasión, el Tribunal Supremo terminó reduciendo la condena a tan solo cinco años. El juez interpretó que se había comprobado que, al abusar de uno de los menores, de 14 años, no opuso resistencia de manera explícita, por lo que no rechazó mantener las relaciones.

El ultra católico Javier Rodrigo de Santos

Javier Rodrigo de Santos, casado y con cinco hijos, forma parte de la organización católica ultra Camino Neocatecumenal. Su trayectoria política se ha caracterizado por la difusión de su posición católica desde el Ayuntamiento de Palma, negándose a celebrar matrimonios homosexuales.

Desde el seno del Partido Popular, De Santos estaba considerado como uno de los nombres con más proyección política del organismo. Sin embargo, a raíz de sus escándalos fue perdiendo importancia hasta terminar siendo expulsado tras ser confirmado su ingreso en prisión.

En estos momentos, está siendo investigado por las amenazas emitidas a presos en tercer grado, sobre quienes aprovecha su posición en una ONG para obligarlos a mantener relaciones sexuales a cambio de no afectar negativamente a su situación penitenciaria.