Las familias de los niños que violaron a un menor de 9 años en Jaén niegan la agresión por parte de los pequeños

Los tres hermanos y su primo, responsables del abuso, viven con sus abuelas
Imagen del colegio dónde ocurrió la agresión
Imagen del colegio dónde ocurrió la agresión | El Español

El pasado 2 de febrero aparecía la terrible noticia que en Chilluévar, en Jaén, cuatro niños, menores de 14 años, violaron a un pequeño de 9 años en el colegio. La víctima explicó el caso a sus padres, afirmándoles que no era la primera vez, por lo que lo trasladaron al hospital de Úbeda, donde se confirmó que había sufrido la agresión.

Ahora, dos semanas después, comienzan a esclarecerse los hechos y aparecen las primeras reacciones sobre el supuesto abuso. Por el momento, ha trascendido la realidad que rodea a los agresores, quienes son considerados inimputables por la Fiscalía de Menores, debido a que son menores de 14 años, por lo que el caso ha sido archivado.


Perturbados por la noticia

En entrevista con ‘El Español’, el alcalde del municipio andaluz, José Luís Agea, reconoció que el triste incidente representa «una desgracia» en un pueblo que reconoce que está «acostumbrado a que no pase nada». En ese sentido, reconoció que el ambiente en el que viven los niños no es el mejor, aunque no puede tomar medidas en este tipo de ámbitos.

«Es cierto, esos niños no han tenido una infancia normalizada», reconoce el edil, añadiendo que «yo ahí no puedo entrar». Sin embargo, es probable que un entorno dañino y envenenado haya propiciado este tipo de actitudes, las cuales acabaron con una agresión sexual por parte de cuatro jóvenes, tres hermanos y un primo, hacia un niño de 9 años.

Imagen del colegio dónde se produjo el abuso
Imagen del colegio dónde se produjo el abuso | El Español

Cuidados por sus abuelos

Los niños, de etnia gitana, han sido expulsados del colegio durante 29 días, por lo que no podrán regresar hasta el 22 de marzo. Durante ese tiempo, se quedarán en casa, al cuidado de sus abuelas. Los tres hermanos, dos de 13 años y un de 9, no tienen padres, al ser abandonados por él y tras el fallecimiento de ella, víctima de un cáncer.

Su abuela materna, su padrastro y la hermana de éste serán los encargados de su vigilancia durante este periodo. La tía asegura que ellos no han cometido la agresión, pues «nos han negado todo». En ese sentido, añadió que «no han violado a nadie, ni siquiera pegado o insultado», explicando una versión muy alejada de la informada oficialmente.

Imagen de Chilluévar, en Jaén
Imagen de Chilluévar, en Jaén | Cedida

Por su parte, el cuarto niño, el primo de ellos, un joven de 11 años, también está a cargo de su abuela. Su madre vive en Reus, Tarragona, y su padre lo abandonó. Sin embargo, desde el seno de la familia tampoco creen que el pequeño «haya violado a nadie». «Creo que es inocente. Si él no ha hecho eso, la mancha será de por vida, imborrable», añadió.



Comentarios