España Diario

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Gabriel Cruz recibió un golpe en la cabeza y murió por ahogamiento

Le taparon los orificios nasales y la boca
Imagen de archivo de Gabriel Cruz Ramírez. | Cedida

 

La autopsia del pequeño Gabriel ha revelado que el menor murió ahogado y recibió un fuerte golpe en la cabeza, según ha avanzado 'Ok Diario'. Al parecer, el pequeño fue ahogado y para cortarle la respiración le taparon los orificios nasales y la boca.

La principal hipótesis es que Ana Julia Quezada habría cogido por el cuello al pequeño obstruyéndole las vias respiratorias. Posteriormente sufrió un fuerte golpe, aunque la Guardia Civil no descarta que esa contusión se produjera cuando la presunta asesina trataba de ocultar el cadáver.

Es la última información de un caso que no para de recibir novedades. El informe preliminar señalaba que Gabriel Cruz habría muerto por estrangulamiento, aunque este nuevo dato revela que lo que a nivel forense se conoce como muerte por ahogamiento, una muerte compatible con el estrangulamiento. 

Por otro lado, la autopsia realizada reveló que el niño murió el mismo día de su desaparición. Después de más de una semana en vilo, el cuerpo de Gabriel fue hallado en el maletero del coche de la pareja de su padre, Ana Julia Quezada, la cual fue detenida cuando transportaba el cuerpo en dirección a la localidad de Vícar. 

El cuerpo de Gabriel podría haber sido enterrado por Ana Julia

Al parecer, en el momento del hallazgo el cuerpo contenía restos de barro y se encontraba envuelto en una manta. Ana Julia, detenida como principal sospechosa del crimen, fue grabada sacando de un pozo en la finca de la familia paterna del niño ubicada en el Valle de Rodalquilar el cadáver de Gabriel. 

 

Pozo en el que había ocultado el cuerpo de Gabriel Cruz | EFE

 

Debido a esto, se pensaba que Ana Julia habría ocultado desde el principio el cuerpo del menor en este lugar. No obstante, los signos encontrados en la autopsia abrieron también la hipótesis de que el cadáver fue enterrado con anterioridad, de ahí que fuera encontrado lleno de tierra. 

En este sentido, los investigadores valoran la posibilidad de que hubiera sido enterrado en una zona de la mencionada finca, ya que uno de los perros adiestrados que participan en el caso se tumbó a olisquear un área de tierra muy concreta en el lugar. 

De la misma forma, en la autopsia preliminar también fueron detectados signos en las muñecas del niño que dan pie a la posibilidad de que hubiera sido agarrado con fuerza y arrastrado. 

Se suspende la incineración del cuerpo

Por su parte, el juez encargado del caso ha decretado esta mañana la suspensión de la incineración del cuerpo de Gabriel, debido a la falta de declaraciones de Ana Julia y las dudas que hay sobre si actuó sola. 

Rafael Soriano, magistrado titular del Juzgado de Instrucción número 5 de la localidad de Níjar, entiende que la detenida no pudo por sí sola secuestrar al niño, matarlo, esconder el cadáver durante doce días y enterrarlo sin ayuda. Así, el cuerpo permanecerá sin incinerar por si hiciera falta realizarle nuevos análisis más exhaustivos.