Un hombre residente en Estados Unidos encuentra a su familia biológica después de 55 años en Málaga

Están investigando si fue entregado por la madre después de dar a luz o fue robado tras el parto
Imagen de archivo de una concentración por los niños robados
Imagen de archivo de una concentración por los niños robados | España Diario

 

Un posible niño robado ha logrado contactar con su familia biológica, residente en Málaga. Se trata de un hombre de 55 años, ciudadanos de Estados Unidos y residente en Oklahoma que, según el abogado y presidente de SOS Niños Robados, Enrique Vila, habría contactado con su hermana.

 

Después de más de medio siglo alejado, este hombre habría recuperado el contacto con sus familiares biológicos mediante el uso de Internet. Así, además de hablar con su hermana, cuatro años mayor que él, también habría conseguido comunicarse con algunos primos y sobrinos.


Un niño robado encuentra su familia en Málaga

A pesar de que la historia todavía no está confirmada, se conoce que el hombre habría nacido 55 años atrás en el Hospital Santa Cristina de Madrid. Sin embargo, fue adoptado inmediatamente por un matrimonio norteamericano y llevado a Estados Unidos donde ha residido toda su vida.

 

Después de una larga búsqueda, el hombre habría dado con quien sería su hermana, que a pesar de no haberla podido ver personalmente, de momento, han logrado contactar mediante mensajes. Del mismo modo, están planificando el viaje en el que esperan confirmar su relación biológica.


Niño robado o adoptado

El momento de la separación familiar se llevó a cabo en 1962. La familia del hombre era consciente que su madre había tenido un hijo, aunque desconocían si el niño había muerto durante el parto o había sido entregado en adopción. La mujer nunca confirmó directamente los acontecimientos.

 

Cinco años atrás, la madre del protagonista de la historia falleció, por lo que no podrá confirmar el devenir de los hechos. Sin embargo, la familia considera extraño que la mujer entregara a su hijo, teniendo en cuenta que ya tenía una hija de cuatro años cuando dio a luz al pequeño.

 

Debido a esta situación, la familia está considerando la posibilidad de desarrollar una investigación que permita resolver lo sucedido. De este modo, se podría determinar si su adopción se realizó de manera voluntaria o si el recién nacido fue robado cuando era un bebé.



Comentarios