La Seguridad Social considera que un hombre que murió en Burgos está «capacitado» para trabajar

La familia recibió una carta veinte días después de su muerte desestimando su recurso y anunciando que el fallecido podía seguir trabajando
La carta que suprimía la prestación económica del joven y le instaba a volver a trabajar. | EspañaDiario.es

 

Hecho insólito el que está pasando una familia de Burgos a la que, un mes después de enterrar a un familiar suyo, la Seguridad Social aún les asegura que está capacitado para trabajar. El hombre, que llevaba tres años cobrando una pensión de la seguridad social por incapacidad laboral, sufría una neumonía bipulmonar. A causa de esta neumonía, le quedaron unos cristales incrustados en uno de los pulmones, que le impedían respirar con normalidad y por lo tanto, no le permitían seguir trabajando en su puesto habitual.


Un día recibieron una carta de la Seguridad Social en la que se les comunicaba que, como ya llevaba tres años sin recaer, la enfermedad pasaba de considerarse «grave» a considerarse «común». La familia buscó unos abogados para presentar recurso e intentar que se le mantuviera la incapacidad laboral al joven. Tres años después de su última recaída, el pasado 14 de febrero, el hombre ingresaba de nuevo muy grave en el Hospital Universitario de Burgos a causa de otra neumonía.

 

El documento que consideraba que pasaba a tener una enfermedad «común». | EspañaDiario.es

 

El día 1 de marzo, la fábrica de productos químicos en la que trabajaba llamó a la familia preguntando por su estado de salud y para contarles que la Seguridad Social había mandado una carta a la empresa indicando que el chico «había pasado a ser trabajador de dicha fábrica», retirándole así la paga que recibía y la incapacidad. La familia, mientras el chico estaba en la UVI, decidió mandar otro recurso remitiendo informes médicos y explicando la difícil situación en la que se encontraba el joven. 


Finalmente, el pasado 14 de abril, F.J.G.M fallecia a causa de una complicación. Pero lo peor estaba por llegar. Veinte días después de su muerte, el pasado 5 de mayo, la familia recibía una notificación de la Dirección Provincial de Burgos en la que les notificaban que se había desestimado su recurso y se les anunciaba que su familiar estaba perfectamente «capacitado para seguir trabajando». Ahora, la familia pide una rectificación de la Administración, después de todas las trabas que se le habían puesto a F.J.G.M para mantener su incapacidad y sobre todo, por el grave error cometido después de su muerte.   

La carta que recibieron 20 días después de la muerte del joven. | EspañaDiario.es

 

La carta que recibieron 20 días después de que muriera el joven. | EspañaDiario.es

 



Comentarios