España Diario

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

La madre de Ana Quezada no entiende como pudo hacer algo así y piensa que «el demonio le indujo a cometer el hecho»

Toda la familia de la presunta asesina califica a Ana como «dejada» y aseguran que nunca iba a visitarles
Imagen de archivo de Ana Julia Quezada. | Gtres

 

Los familiares de Ana Julia Quezada que residen en República Dominicana expresaron durante este pasado lunes, 12 de marzo, su consternación y angustia tras conocer el crimen que había llevado a cabo Ana con el pequeño Gabriel de tan solo 8 años de edad.

 

Sin duda alguna, la persona que estaba más afectada por lo ocurrido era su madre, Juana Cruz, de 72 años, quien afirmó que ella no la educó para que hiciera algo así, por eso mismo, tuvo que ser que «el demonio la indujo a cometer el hecho».

 

Cabe señalar que Juana es madre de otros nueve hijos y quiso dejar claro en todo momento, que ninguno de ellos se ha visto nunca envuelto en conflictos con la ley, por lo que se mostró realmente sorprendida cuando conoció lo ocurrido a través de la televisión y las redes sociales.

Juana también relató que su hija Ana Julia estudió hasta octavo curso de la escuela primaria en República Dominicana y que ya lleva 26 años viviendo en España. La madre también explicó que había tenido dos hijas, una de las cuales perdió la vida en circunstancias realmente extrañas cuando tenía cuatro años, mientras que la otra era más grande.

 

Una persona descuidada y desentendida con los suyos

La madre de la asesina de Gabriel también lamentó que su hija Ana no se ocupaba de su familia dominicana. Concretamente, la definió como una persona descuidada y desentendida con su familia, tal como explica 'ABC'.

 

Uno de los hermanos de la sospechosa, José Manuel Quezada, confirmó este hecho y aseguró que es una persona muy «dejada» con su familia, puesto que cuando viajaba a República Dominicana ni siquiera se acercaba a visitarles.

 

Finalmente, la madre ha pedido a las autoridades que hagan una profunda investigación y que si su hija es inocente, la liberen; pero que si es culpable, la condenen.