España Diario

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

La madre del niño discapacitado violado en Málaga exige justicia contra sus agresores

Ha solicitado una orden de alejamiento para que sean cambiados de instituto
Imagen de la Fiscalía de Menores de Málaga | Cedida

«¿Le has dicho a tu madre lo que te ha pasado?». Esa pregunta desató la terrible historia que nadie querría oír en boca de un hijo. Así lo explicó a ‘Diario Sur’ M., la madre del niño de 14 años, con discapacidad intelectual del 41%, violado en el mes de octubre en una piscina pública de Málaga, después que el único testigo de la agresión lo animara a explicar lo sucedido meses después.

Después de que el pequeño le relatara los incidentes, la madre le cuestionó el motivo de por qué no trató de evitarlo, cuando el niño añadió que «lo habían amenazado con matarme a mí y a su padre, por eso no se resistió». Un amigo del menor presenció el abuso, aunque también por miedo no se atrevió a explicarlo, hasta hace unas semanas.

«Es un niño bueno, saca buenas notas. Ahora tengo que llevarlo al psicólogo por algo así», añade la mujer, notablemente afectada por lo ocurrido. «Se me vino todo el instituto encima», explicó, mientras asegura que indagará en todos los rincones posibles para que se haga justicia contra los agresores, a pesar de la condiciones de menores de edad con la que cuentan ambos.

La llamada del instituto

El día después de que el niño confesara la supuesta violación, la mujer fue llamada desde el instituto. El director quería verla para hablarle de «un asunto delicado». Su hijo había recibido amenazas por parte de otros compañeros, momento en que él decidió explicar las misma versión que a su madre, esta vez a los docentes.

Le explicaron que, de inmediato, se activó el protocolo ante posibles casos de maltrato o acoso en el ámbito escolar, por lo que se recomendó a la madre acudir a la comisaría para interponer la correspondiente denuncia e iniciar con la investigación del caso. Posteriormente, fue el Grupo de Menores de la Policía Nacional el que se encargó de quedarse con el proceso.

En espera de resultados

Los agresores, de 14 y 11 años, todavía se encuentran asistiendo a las mismas instalaciones que la víctima. De hecho, el mayor de ellos comparte aula con el niño. Por otra parte, el más pequeño, debido a su condición de menor de 14 años, ha sido considerado inimputable en la investigación, por lo que la causa de la Fiscalía de Menores contra él ha quedado archivada.

Por otra parte, se confía lograr la orden de alejamiento que ha sido solicitada. La misma se respetaría en favor del testigo que presenció la agresión, por las amenazas recibidas para que no lo contara. De confirmarse esta vía, los agresores deberían alejarse de los niños, no solamente en sus domicilios, sino también en el centro académico, obligándole a cambiar de instituto, y en cualquier otro ámbito social.