María Adela, la mujer de 44 años apuñalada treinta veces por su pareja

Tras el suceso, el hombre se dio a la fuga y la Guardia Civil lo detuvo en Marbella
Imagen de María Adela.
Imagen de María Adela. | Facebook

 

María Adela Fortes Molina, ha sido la última víctima de la violencia machista. Con tan solo 44 años, está mujer murió en su casa este pasado lunes, 12 de febrero, tras ser apuñalada en La Viñuela a manos de su compañero sentimental.

 

Adela era ama de casa y viuda. La mujer había sufrido una gran cantidad de heridas, casi treinta puñaladas, provocadas con un arma blanca. Una locura incomprensible a estas alturas de la vida. Todo sucedió poco antes de la medianoche, tras recibir el aviso la Guardia Civil se desplazó hasta el lugar de los hechos y observó que se trataba de un crimen.

 

En ese instante se activó un operativo rápidamente para localizar al presunto asesino de Adela. Según manifestó el hijo de la víctima a los agentes, alrededor de las seis de la tarde vio salir de la vivienda en su coche al actual detenido por la Benemérita, dejando un reguero de sangreque llegaba desde donde el presunto autor tenía aparcado el coche hasta donde se encontraba el cadáver de Adela.


Ambos mantenían una relación sentimental desde hacía pocos meses. La Guardia Civil no tardó mucho en dar con el presunto asesino que fue localizado en Marbella por la Policía Local.

 

Iba con la ropa llena de sangre y fue trasladado a las dependencias de la Comandancia de la Guardia Civil de Málaga, donde pasará en próximas horas a disposición del titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Vélez-Málaga.

 

«Lo conocía de hacía poco y le decíamos que no se fiara»

Según han relatado varios vecinos a ‘Diario Sur’, María Adela había conocido a su pareja hace pocos meses a través de Internet y las redes sociales. «Estaba muy contenta e ilusionada, pero le decíamos que tuviera cuidado, que no lo conocía, aunque le llegó a decir que era policía», relata una de las vecinas.

 

Una relación que no gustaba demasiado a la familia de la fallecida, «lo conocía de hacía poco y le decíamos que no se fiara». Además, apuntan que Adela se quedó viuda hace cuatro años cuando murió repentinamente su marido por un tema de corazón.


El agresor tiene antecedentes por violencia de género

Antonio Sanz, el delegado del Gobierno en Andalucía ha relatado que el presunto autor de la muerte de María Adela tenía antecedentes por violencia de género contra otra víctima.

 

En rueda de prensa, ha señalado que en este caso no había denuncia previa por violencia de género, aunque al presunto asesino le constan antecedentes con otra víctima.

 

El Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) condena este trágico suceso

El Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) ha manifestado su mayor repulsa y condena ante este presunto asesinato machista. Además, ha lamentado en un comunicado que este gravísimo delito, la violencia de género, «seguirá repitiéndose mientras la sociedad tolere el sistema machista en el que se basa, y en el que algunos hombres maltratadores se escudan para creerse impunes mientras someten y maltratan a sus parejas».

 

La directora ha añadido que «estos maltratadores no se sienten delincuentes porque tienen una conciencia machista, respaldada por un sistema cultural patriarcal que reproduce los roles de género, colocando a las mujeres como objetos sexuales y como propiedad de los hombres».



Comentarios