Diarioespaña

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Dos niños son sacrificados en Brasil por un ritual satánico

Con su muerte, se buscaba lograr prosperidad económica y éxito en los negocios

Dos pequeños de entre 8 y 12 años fueron brutalmente asesinados en la ciudad de Novo Hamburgo, en Río Grande del Sur, región ubicada en Brasil. Las investigaciones de la policía brasileña, que comenzaron en septiembre, pero que no lograron información concluyente hasta el pasado diciembre, determinaron que los niños podría haber sido víctimas de un ritual satánico.

El informe presentado por el comisario Moacin Fermino determinó que los menores, probablemente argentinos, de las provincias de Misiones o Corrientes, habrían sido sacrificados y descuartizados, con el objetivo de dar prosperidad económica a quien solicitó que se llevara a cabo este rito. Por el momento, la policía cuenta con siete sospechosos, cuatro de los cuales están en prisión.

Los responsables

Entre los principales sospechosos se encuentra Silvio Fernandes Rodrígues, de 44 años, a quien se lo conoce como ‘El Brujo’. Es acusado de ser el autor principal de los hechos, puesto que se considera que fue el responsable de ejecutar el ritual de magia negra, en el cual se habría acabado con la vida de ambos niños, para después arrojar sus restos en distintas regiones del país.

Por otra parte, hay otros dos grandes implicados en el caso. Se trata del empresario brasileño, Paulo Ademir Norbert da Silva y su hijo, quienes se considera que habrían solicitado los servicios de ‘El Brujo’ para lograr la prosperidad económica y el éxito en los negocios que se encuentran desarrollando, mediante una inmobiliaria en la ciudad sudamericana.

Además, también se está investigando a los responsables de entregar a los niños para el ritual. Se considera que ambos podrían haber sido raptados y traficados como pago, a cambio de un camión robado. Debido a la situación de máxima discreción en que se encuentra la investigación, todavía no existe más información sobre sus identidades.

El terrible ritual

Las investigaciones determinan que ‘El Brujo’ habría solicitado al empresario más de 6.000 euros para llevar a cabo el rito. Además, ambos niños debían ser de la misma sangre. Los pequeños, hermanos por parte de madre, fueron embriagados, decapitados y descuartizados. Además, los indicios muestran que los participantes bebieron de la sangre de las víctimas, además que abusaron sexualmente de ellas.

Sin embargo, los vecinos y familiares de Fernandes han considerado imposible que sea el responsable de los hechos. Indican que ‘El Brujo’ es incapaz de matar a alguien, pues para sacrificar animales necesita encomendar la muerte a alguien. El hijo del investigado también ha asegurado que su padre está siendo perseguido, considerando que los motivos religiosos podrían ser el motivo por el que lo han implicado en el crimen.