España Diario

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

El piloto de la 'narcolancha' que mató a un niño en Algeciras iba borracho

El Código Penal no contempla las sanciones por ebriedad en medios marítimos
Pedro, el conductor de la 'narcolancha' | Redes sociales

 

El conductor de la lancha de narcotraficantes que embistió otra embarcación y provocó la muerte de un niño de nueve años dio positivo en el test de alcoholemia. Así lo han confirmado fuentes de la Policía Nacional, mientras mantienen la investigación de lo sucedido en Getares, Cádiz.

 

Los hechos, sucedidos el pasado lunes, 14 de mayo, tienen como protagonista a Pedro Manuel B. F., de 38 años de edad, que pilotaba la denominada ‘narcolancha’ en el momento que esta se estrelló con otra unidad marítima que portaba a un hombre y su hijo.

 

Debido al fuerte impacto, el menor murió en el acto, mientras que su padre salió ileso del accidente. Según la policía, el suceso fue provocado por el pilotaje temerario del conductor, que tras realizarle las pruebas pertinentes se determinó que había consumido bebidas alcohólicas.

Las leyes por alcoholemia en el mar

La sanción por conducir en estado de ebriedad solamente está contemplada cuando se realiza en vía terrestre. Así lo determina el artículo 379 del Código Penal, que no contempla las transportes marítimos en este tipo de situaciones, por lo que no está determinada una pena para estos casos.

 

Sin embargo, el fiscal jefe de Algeciras, Juan Cisneros, reconoció que este caso marca el precedente para realizar una ampliación en el mencionado artículo. Del mismo modo, reconoció que es partidario de incluir la denominación para futuros sucesos.

Investigado por matar a un niño con una lancha en Cádiz

Pedro Manuel B. F. se encuentra en estos momentos en la comisaria de la Policía Nacional, donde está prestando declaración. Posteriormente, pasará a disposición judicial, momento en el que el fiscal jefe de Algeciras, Juan Cisneros, valorará el delito por el que se imputará al investigado.

 

«Si es cierto, y parece que es así, pilotaba en una zona de baño a alta velocidad, con el añadido de ir bebido, se le podría imputar el homicidio doloso», reconoció Cisneros. De confirmarse esta acusación, el presunto homicida podría afrontar una pena de cárcel de hasta 15 años.