España Diario

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

La Policía de Sevilla multará a quienes celebren una despedida de soltero por la ciudad

Las infracciones contra la dignidad de las personas serán sancionadas desde 750 a 3.000 euros
Imagen de una despedida de soltero | España Diario

 

Los organizadores de despedidas de soltero en Sevilla contarán con un control más exhaustivo por parte de la Policía Local. La ordenanza municipal de sancionar con multas de 750 a 3.000 euros a los participantes en este tipo de eventos ha generado la alarma en la capital andaluza.

 

Concretamente, los agentes de seguridad harán acatar estas exigencias a quienes deambulen con disfraces que puedan incluir infracciones contra la dignidad de las personas. Así, la decisión ha sido trasladada a todos los responsables, que comenzarán a tomar las medidas pertinentes.

Multa a las despedidas de soltero en Sevilla

Imagen de archivo de una despedida de soltera | España Diario

 

La orden viene provocada por un conflicto sucedido este fin de semana en Sevilla. Una procesión de gloria coincidió con una celebración de despedida de soltera de un grupo de mujeres. El problema surgió por el disfraz que llevaban, caracterizado por los penes masculinos en la cabeza.

 

Los responsables de la marcha religiosa solicitaron a las festejadas que se apartaran del lugar, petición que fue rechazada por ellas. Debido al incidente, la policía se personó y dialogó con todos los implicados, logrando que las jóvenes abandonaran el lugar.

 

Sin embargo, en esa ocasión no recibieron sanción alguna, hecho que variará de ahora en adelante, puesto que los agentes han decidido encuadrar estas circunstancias dentro del artículo 15 de la ordenanza municipal, referido al menosprecio a la dignidad de las personas.

Menosprecio a la dignidad de las personas

Dicho artículo menciona que «queda prohibida en el espacio público toda conducta de menosprecio a la dignidad de las personas, así como cualquier comportamiento discriminatorio, sea de contenido xenófobo, racista, sexista u homófobo, o de cualquier otra condición o circunstancia personal».

 

Además, añade que «los organizadores de cualquier acto público de naturaleza cultural, festiva, lúdica o deportiva, o de cualquier otra índole, velarán por que no se produzcan, durante su celebración, las conductas descritas en los apartados anteriores».

 

Finalmente, el documento refiere que «si con motivo de cualquiera de esos actos se realizan las mencionadas conductas, sus organizadores deberán comunicarlo inmediatamente a los agentes de la autoridad».