España Diario

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Investigan la relación de Ana Quezada con la muerte de una menor en Burgos

La muerte de la menor en Burgos fue considerada accidental, aunque la implicada en el caso de Gabriel Cruz también fue investigada por los servicios policiales.
Ana Quezada con Ángel Cruz, el padre de Gabriel | Facebook

 

La policía podría estar investigando la posible implicación de Ana Julia Quezada, detenida por la muerte del pequeño Gabriel, en otro trágico suceso acontecido en Burgos, localidad donde residía antes de trasladarse a Níjar.

 

Se trata del fallecimiento de una niña de cuatro años que ella misma cuidaba cuando trabajaba de carnicera en la ciudad burgalesa. La menor cayó por un balcón, aunque la muerte de la pequeña fue considerada accidental.

Algunas fuentes han asegurado a los medios españoles que, por aquél entonces, la caída de la pequeña ya había sido cuando menos extraña, aunque otros apuntan que la por entonces cuidadora no se encontraba en el piso en el momento de los hechos. Sin embargo, Ana fue investigada por los servicios policiales.

 

Fue entonces cuando se trasladó a Almería, concretamente a Níjar. Aún se desconocen los motivos por los que trasladaba el cadáver de Gabriel Cruz, aunque queda clara su implicación en el crimen.

Las sospechas de Ángel

El padre de Gabriel también había puesto un ojo sobre Quezada, y es que la actual pareja del padre del pequeño advirtió varios comportamientos extraños de la mujer durante la búsqueda. Para empezar, se negó a entregar su teléfono móvil argumentando que lo había perdido, y después se produjo el hallazgo de la camiseta. Aquél momento fue clave para los investigadores.

 

«Gabriel sólo no se iría. No se alejaba, se marchaba de casa media hora y volvía. Le decías una hora y volvía. Se comía una manzana o una fruta y se marchaba con los amigos. Pero es que ese día no volvió, ese día Gabriel no volvió», aseguraría poco después de la desaparición del menor.