Santiago Izquierdo, el peligroso preso fugado de la cárcel de León

El infame preso que lideró el recordado motín en la cárcel de Herrera de la Mancha a principios de los años 90 ha escapado de la cárcel mientras disfrutaba de un permiso penitenciario de unas pocas horas
Imagen de Santiago Izquierdo Trancho. | La Sexta

 

El presidiario, Santiago izquierdo, un peligroso asesino que entró en la cárcel en los años 80, ha escapado, después de disfrutar de unas horas de permiso penitenciario. Al parecer el reo debía volver por voluntad propia al centro, pero este no acudió. Ahora la Policía Nacional, la Guardia Civil y otros tantos cuerpos policiales de refuerzo, buscan incansablemente al hombre del que advierten: «es uno de los hombres más peligrosos».

El historial criminal

El historial del sujeto en cuestión no deja indiferente a nadie. Entro en prisión en 1985 por varios crímenes y altercados y desde entonces en vez de restar años a su condena no ha hecho más que multiplicarla. Hoy el recluso acumula una condena de 138 años.

Además, el expediente criminal de Izquierdo es abundante y variado. En el historial, aparecen delitos de asesinato, robo, robo con violencia, secuestro de funcionarios, intentos de evasión o de fuga, desacato, agresiones, amenazas

El individuo ha visitado casi todo el panorama carcelario español, repetidamente ha sido encerrado en módulos de aislamiento por su impredecible temperamento y sus más que frecuentes episodios de violencia. Los funcionarios de prisión saben de sobra quien es, puesto que algunos le han sufrido y le temen. «Se trata de un auténtico ‘Malamadre’» apunta un trabajador.

Imagen del centro penitenciario. | Cedida

 

El jefe de los presos

El preso es calculador y astuto, y sus actos son plenamente conscientes y estudiados, apuntan algunos trabajadores de las diversas cárceles en las que ha estado.

Santiago ingresó en prisión en 1985 cuando solo tenía 19 años, acusado de asesinato. A partir de ese momento, su vida delictiva solo fue en aumento. «Conflictivo en toda cárcel que pisara, temido por los presos, altivo con los funcionarios, chulesco con los alcaides... No tiene capacidad de reinserción» asegura un funcionario penitenciario.

En 1987 mató a su compañero de módulo, para lograrlo, extorsionó con violencia a un funcionario para que le abriese la celda de la víctima en cuestión.

Pero no fue hasta 1991 cuando Santiago se coronó como uno de los presos más temidos de las cárceles españolas. En la cárcel de Herrera de la Mancha de Ciudad Real, el hombre en cuestión gestó un motín en el que secuestraron alrededor de 20 funcionarios de prisión y el médico, para revindicar la inclusión de mejoras en el trato de la población reclusa.

A partir de entonces el presó siguió cometiendo infracciones en los centros penitenciarios, pero no de tanta magnitud como los comentados en este repaso de su historial criminal.

"Los terroristas de Barcelona se emborracharon con cerveza y vodka antes del ataque" "ATENCIÓN: Muere uno de los jurados que formó parte de 'MasterChef 5'"