La situación actual de Miguel Ricart, el asesino de Alcàsser puesto en libertad en 2013

Ricart fue puesto en libertad tras cumplir 21 años de los 170 a los que fue condenado
Miguel Ricart, asesino de las niñas de Alcàsser
Miguel Ricart, asesino de las niñas de Alcàsser | Cedida

 

Se han cumplido 25 años del tripe crimen de Alcàsser, en Valencia, pero la sociedad española aún recuerda los detalles de uno de los sucesos más terribles que han tenido lugar en nuestro país. Miriam, Toñi y Desirée, de entre 14 y 15 años, fueron vistas por última vez el 13 de noviembre de 1992, cuando se dirigían desde Alcàsser a la discoteca de Picassent, dónde nunca llegaron. El 27 de enero de 1993 sus cadáveres fueron hallados cerca de la presa de Tous, con signos de violencia física y sexual. Un día después del macabro hallazgo, fueron detenidos varios sospechosos, entre ellos Miguel Ricart, que admitió su participación en los crímenes. Otro de los detenidos, Enrique Anglés fue puesto en libertad el 30 de enero, aunque su hermano Antonio sigue en paradero desconocido y se desconoce su implicación en los hechos.


21 años en prisión

Miguel Ricart fue el único condenado por el triple crimen, aunque solo cumplió 21 años de los 170 a los que fue condenado en 1997. De esta manera, Ricart fue liberado en 2013 de la prisión de Herrera de La Mancha, en Ciudad Real, bajo la atenta mirada de un nutrido grupo de periodistas. Según informa ‘El Comercio’, Ricart no cambió su versión de los hechos durante su estancia en prisión, sno que se reafirmó y cargó contra las víctimas y sus familias por el trato recibido. «Cuando salga iré a la tele y me enchufaré al detector de mentiras y al pentotal sódico —suero de la verdad— para que todo el mundo sepa que estaba en lo cierto», declaraba en una de sus cartas en la prisión de Ciudad Real.

 

Las niñas de Alcàsser fueron brutalmente torturadas
Las niñas de Alcàsser fueron brutalmente torturadas | Cedida

 

Es en este establecimiento penitenciario en el que ha pasado más años. En ella no ha recibido apenas visitas, tan solo la de su hermana, tal y como detallaron fuentes conocedoras de su situación en prisión. Ricart estuvo durante mucho tiempo en primer grado penitenciario, pero no por ser conflictivo, sino por los delitos que se le imputaban y por los que fue condenado, y para protegerle de otros presos.


En paradero desconocido

Cuando en 2013 el juez ordenó su excarcelación, Ricart fue sometido a una discreta pero estrecha vigilancia policial. En Linares realizó sus primeras declaraciones ante la prensa y esa misma noche fue trasladado a Madrid por dos reporteras de una productora. Según ‘Las Provincias’, el 12 de diciembre de 2013 el exconvicto cogió un autobús con destino Francia y allí se perdió su pista, aunque algunos afirman que regresó a España pocos días después. Su paradero actual es una incógnita y ni su propia hija sabe dónde está, o al menos eso es lo que ella afirma. Miguel Ricart, conocido como ‘El Rubio’, ha desaparecido del mapa.



Comentarios