Diarioespaña

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Ana Rosa Quintana «flirtea» con uno de los ocupas de una nave de Madrid: «¿Eres guapo?»

La presentadora de 'El Programa de AR' sacó a relucir su lado más divertido cuando el entrevistado la llamó «querida mía»
Ana Rosa durante su entrevista al okupa en 'El programa de AR'   | Telecinco

 

Ana Rosa Quintana ha protagonizado un nuevo y peculiar momento en su programa mientras hablaba con uno de los okupas que han vuelto a la nave del barrio madrileño de Argüelles que había sido desalojada. Al comenzar la charla, el okupa comenzó refiriéndose a la presentadora como «querida», un detalle que Quitana no ha dejado escapar y no ha dudado en contestarle con el mismo apelativo, 'flirteando' con él en tono de humor. 

 

«Ana Rosa, al final, detrás de todo esto no hay ninguna ideología, querida mía. Hay una humanidad, unas ganas de dar un servicio al barrio», respondía el entrevistado, que no quiso mostrar su rostro en ningún momento. «Querido, tiene un propietario y el propietario no sabemos qué proyecto tiene», le respondió Ana Rosa, a lo que el okupa le replicó y continuó dando sus argumentos. 

Después, manteniendo el tono de humor, la presentadora le reprochó que no mostrarse su rostro e incluso le preguntó se atrevió a preguntarle por su apariencia física: «Me estoy poniendo muy nerviosa de no poder verte la cara, parece que esté hablando con un fantasma. ¿Eres guapo?», le preguntó. «No sé si soy guapo o no, pero tengo corazón», le respondió el okupa, provocando las risas en el plató.  

 

La «bronca» de Ana Rosa a los colaboradores

Esta semana, Ana Rosa también vivió otro sonado momento en su programa, cuando tuvo que llamar la atención a sus colaboradores, que estaban inmersos en un acalorado debate y acabaron hablando todos a la vez, uno epor encima de otro. «No habéis encima el uno del otro, que no se entiende a ninguno de los dos», comentó, visiblemente molesta.

 

Ana Rosa regañando a los colaboradores | Telecinco

Sin embargo, los colaboradores continuaron, haciendo caso omiso a su petición. «Se acabó, me voy con Maica. ¿No sabéis hablar de uno en uno? Es una cosa que no puedo entender. ¿En la radio hacéis lo mismo, que no se os ve? Porque en la radio la gente se vuelve loca. Es tan fácil como esperar a que termine uno», añadió poco después de forma tajante.