Diarioespaña

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Ana Rosa Quintana sorprende a sus espectadores afirmando que cree en los fantasmas

La presentadora asegura que una amiga suya tiene uno en casa y ella lo ha podido comprovar
Ana Rosa ha explicado en directo que cree en los fantasmas. | Mediaset

 

Ana Rosa Quintana ha dejado atónitos a sus espectadores durante la última emisión de su programa. La presentadora aprovechó la presentación del próximo programa de Samanta Villar, que tratará los miedos más recónditos de las personas, para explicar su experiencia más  terrorífica.

Ana Rosa ha asegurado, sin ningún tipo de broma, que cree en los fantasmas y, es más ha relatado una experiencia en la que se encontró con uno. Según ella, una amiga suya, «una persona muy importante de este país», tiene uno en su casa. Al parecer la presencia de este se notaba porque: «ella iba por el pasillo y había un olor repugnante y le empezó a atacar».

 

Una experiencia horripilante

Al parecer, al principio ella era reacia a creer en la existencia de estos seres, pero todo cambio durante una visita a casa de esta amiga. Ambas quedaron para cenar y Ana Rosa decidió bromear sobre el asunto: «Con el cachondeo dije: venga, que venga el fantasma».

 

Ana Rosa ha explicado en directo que cree en los fantasmas. | Telecinco

 

Lo que no esperaba la presentadora es lo que ocurrió a continuación: «De repente un jarrón de cerámica explotó. Ahí dije: No me voy a meter más con el fantasma». Una historia más propia del programa de su compañero Iker Jiménez, ‘Cuarto Milenio’. No es de extrañar que los espectadores de ‘El Programa de AR’, hayan quedado totalmente impactados con esta historia.

 

No es la única entre sus colaboradores

Pero la cosa no quedaba ahí, resulta que Ana Rosa no es la única persona del programa que ha experimentado una cosa así. La colaboradora Patricia Pardo aseguraba: «En mi casa de aquí de Madrid me pasa una cosa muy rara. Tengo un pasillo estrecho entre uno de los aseos de la casa y la habitación de matrimonio, y siempre que paso yo, nadie más, se enciende y se apaga la luz».