Diarioespaña

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

PREVISIÓN SÁBADO

Mejora el tiempo en la zona mediterránea con excepciones

Belén Esteban cuenta en ‘Sálvame’ cómo consiguió rehabilitarse de sus adicciones y lo mal que lo llevó su madre

Esa superación ha sido una de las cosas de las que más orgullosa se siente
Belén Esteban, consiguió superar sus duras adicciones | Cedida

 

Belén Esteban es de esas personas que, si bien están constantemente rodeadas de polémica, saben hacerse de querer y acaban convirtiéndose en todo un modelo de fuerza y superación. Su caso es representativo por muchos aspectos pero, sobre todo, por su capacidad para imponerse a todos los reveses de la vida, incluyendo aquellos, en los que cayó por culpa propia. Uno de estos golpes, justamente, fue su adicción a las drogas que la llevó a experimentar uno de los peores momentos de su vida. Estas adicciones estuvieron a punto de arrastrarla hasta un punto de no-retorno del que podría no haber salido. Por suerte, la Belén que actualmente conocemos vive muy lejos de este mundillo y se enorgullece de haber conseguido imponerse a la adversidad. Como informa ‘Lecturas’, he hecho, Belén ha querido abrir su corazón en ‘Sálvame’ y hablar de este tema tan difícil. «Una cosa es reconocer y decirte que estás mal, pero otra cosa es cómo te ven los demás», decía mientras explicaba como todos sus allegados eran conscientes de su estado.

Su amiga Mariví, su madre y sus hermanos, fueron las personas más dañadas por el drama; «ellos lo vivieron de forma totalmente distinta», aseguró, aun destacando que estuvieron muy preocupados por ella. Su madre, Carmen Menéndez, se llevó la peor parte, ya que aunque le doliese le costaba confiar en su hija. De hecho, todo su entorno tuvo que reaprender varias cosas al mismo tiempo en que Belén aprendía a superar sus adicciones; las dos partes debían amoldarse poco a poco a la nueva realidad y aprender a sobrellevarla, en consecuencia. Para los demás, el asunto se trataba de aprender a confiar en las decisiones de Belén y, para ella, en aprender a confiar en sí misma. Durante el programa Belén ha querido compartir una anécdota: «me quejaba mucho de que me llamara por teléfono 20 veces al día y el terapeuta se lo tuvo que decir: ‘Carmen, Ud. Tiene que confía en ella y no llamar tanto’. Jo, a mi madre le costó un montón. Ya no hablo 20 veces con ella. Ahora solo una o dos. Pero recuerdo que la pobre no lo entendía». No obstante, lo que al final queda y reluce de su historia es justamente ese mensaje de superación y fortaleza, capaz de inspirar a tantas personas.