Diarioespaña

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Bertín Osborne no prevé invitar a Alba Carrillo en su programa porque busca «gente interesante»

Ha señalado que lo que busca es entrevistar a personas interesantes y no solo conocidas por temas de actualidad
Bertin Osborne en un momento de su programa ‘Mi casa es la tuya’ | Telecinco

 

Con la llegada de septiembre regresan a la parrilla televisiva algunos de los programas más vistos de los últimos años. Uno de ellos es el formato ‘MI casa es la tuya’, conducido por Bertín Osborne, que estrenará temporada en breves. Con motivo de ello, Bertín ha querido aclarar sus intenciones de cara al programa, definiendo la clase de personalidades a las que quiere invitar. «El perfil que quiero en el programa es gente que durante 5 horas hable de todo lo que ha hecho y lo que no quiero es invitar a un personaje por un solo tema de actualidad». Sin embargo, estas declaraciones lanzadas en clave general podrían ir indirectamente dirigidas a Alba Carrillo, quien, precisamente, ha saltado a la fama por temas de actualidad. De hecho, según señala ‘Look’, Bertín ha hablado sobre la posibilidad de invitarla, a lo que ha dicho que «no le importaría, no la conoce de nada, aunque busca personas que le interesen y que tengan cosas que contar».

La interpretación de estas palabras es ambigua, pero muchos consideran que podría ser un ataque enmascarado. El tema es factible, teniendo en cuenta que la relación entre Alba Carrillo y el programa es tirante desde que invitaran a su expareja, Feliciano López. De hecho en el programa fue mencionada de una forma que no le sentó nada bien a la modelo. «El problema de Feliciano en el terreno de la cocina viene de cuando se marchó su exmujer de su casa. Se llevó todo. Se llevó el microondas, se llevó la termomix, se llevó la batidora… ¡Se llevó hasta un cajón de plástico que había ahí!», llegó a decir Arévalo

 

En respuesta al previsible enfado de Carrillo, el propio Bertín comentó: «Te aseguro que en ningún momento utilizamos a Arévalo para so. Si se dijeron esas palabras, no me gustó. Yo no las hubiera dicho, pero creo que lo dijo de broma. Si a Alba le ha molestado le pido perdón por la parte que me toca». Así, queda evidenciado que la relación entre todas las partes sigue siendo tensa, aunque aún está por ver si eso acabará siendo un impedimento para que nunca se concrete la posible entrevista.