Diarioespaña

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Carlos Lozano se estrena en 'Sálvame' mostrando su injerto de pelo

El colaborador apareció con el rostro hinchado, por las secuelas de la intervención
Carlos Lozano mostrando su injerto de pelo en 'Sálvame' | Mediaset

Carlos Lozano se estrenó en ‘Sálvame’ y lo hizo de aquella manera que tanto gusta a sus seguidores: contando sus intimidades. El tertuliano apareció en su primera participación como ‘defensor de la audiencia’ con un sombrero y gafas de Sol, atuendo que los demás colaboradores no dudaron en cuestionarle y en preguntarle a qué se debía.

Ni corto ni perezoso, el que fuera presentador de la primera edición de ‘Operación Triunfo’ no se calló ante la pregunta de Jorge Javier Vázquez, quién le cuestionó «¿Por qué vienes así?». A Lozano no le tembló el pulso y confesó que «vengo con este sombrero porque me he puesto pelo», frase que despertó la atención de todo el público hacia el protagonista.

En ese momento, el nuevo miembro de ‘Sálvame’ no dudó en quitarse el sombrero y dejarse ver con la cabeza descubierta, lo que despertó la admiración del público. Los seguidores parecieron encantados de ver la naturalidad con la que Lozano enfrentaba su realidad, lo que causó una sensación muy positiva en su primera participación.

También sin gafas

Más adelante, sin el sombrero en la cabeza, la preguntas se centraron en el motivo por el cual todavía llevaba las gafas puestas. Carlos Lozano tampoco dudó en responder, confesando que debido a que se quitó una cinta que debía llevar en la cabeza durante unos días, tras la intervención, esto le provocó un hinchazón.

La nueva imagen de Carlos Lozano | Mediaset

«Se ha bajado la inflamación a los ojos», detalló el tertuliano, mientras se quitaba el otro accesorio que le cubría la cara. Entonces se pudo ver cómo, efectivamente, su rostro estaba más hinchado de lo normal, debido a las consecuencias de la cirugía a la que se había sometido para combatir los efectos de la edad.

Secundado por Tejado

La sorpresa de los efectos que la intervención provocó en Carlos Lozano provocó que otro colaborador, Antonio Tejado, saliera en su auxilio. Consciente de las consecuencias, debido a que también se hizo el mismo injerto, Tejado explicó que la cinta se debe llevar «para contener la inflamación de la anestesia», aunque Lozano reconoció que, de no habérsela quitado, «podría seguir calvo».