Diarioespaña

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

URGENTE

Adiós a los coches de diésel y gasolina a partir de 2040

HIPOTECAS

El banco pagará todos los gastos de las hipotecas, menos la tasación

PREVISIÓN MIÉRCOLES

Vuelven los chubascos intensos y las tormentas en algunos puntos del este

Carlos Sobera, indignado en 'First Dates' tras ser ignorado por una pareja

«Han pasado de nosotros», le reclamaba al camarero, Matías Roure
Carlos Sobera, ignorado por la joven pareja | Cuatro

 

El presentador de ‘First Dates’, Carlos Sobera, y el camarero del programa, Matías Roure, presenciaron una escena inédita y sorprendente en la última emisión. Los conductores del exitoso formato de Cuatro se mostraron indignados tras ser totalmente ignorados por los protagonistas de la historia.

 

Se trata de David y Penélope, un rapero de burgos de 23 años y una madrileña de 24 años. Al verse, ambos disfrutaron de lo que popularmente denominaríamos como un ‘flechazo’, que llegó a tales dimensiones que ambos se olvidaron de que seguían delante de las cámaras.

Carlos Sobera, ignorado en ‘First Dates’

Carlos Sobera presenta a David y Penélope | Cuatro

 

«Carlos, ahora mismo no existimos», le decía Matías al presentador del programa. Ambos asistían atónitos a la escena protagonizada por la joven pareja, cuya química parecía crecer más y más a medida que avanzaba la conversación entre ambos.

 

«Han pasado de nosotros», insistía Sobera, incrédulo de la escena a la que estaban aconteciendo. Mientras tanto, David proseguía con sus intentos de seducir a Penélope y, pícaramente, le admitía: «Muy guapa vienes». La joven, ante el halago, no podía hacer más que sonreír.

¿Hubo química entre David y Penélope?

El flirteo entre ambos continuaba y Carlos Sobera se ponía a jugar con unos limones, mientras Matías Roure lo acompañaba en su soledad. Sin embargo, los jóvenes se percataron de la escena y trataron de regresar a la conversación con los conductores del programa.

 

«Ah, estaban aquí», bromeaba el presentador, «no les vimos». El camarero se unía al vacile hacia los jóvenes y les insistía: «Hola chicos, cómo están». Una vez regresaron a la realidad, el programa pudo continuar con normalidad y pudimos asistir a la cita de los jóvenes.

 

Sin embargo, esta no terminó como David hubiese querido. El joven se veía fascinado con Penélope y todo parecía indicar que lograría una segunda oportunidad. Sin embargo, ella le dijo una de las frases que más duele a un hombre enamorado: «Te veo como un amigo».