Diarioespaña

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Chenoa confiesa que se pone yogur en sus partes íntimas cuando le bajan las defensas

La cantante, junto a Carlos Latre, fue la invitada en la última edición de 'El Hormiguero'
Chenoa, durante su visita en 'El Hormiguero' | Atresmedia

La visita de Chenoa y Carlos Latre a ‘El Hormiguero’ prometía ser de las que hacen época. La capacidad para hacernos reír del humorista y la poca vergüenza que demuestra siempre la cantante, dirigidos por un presentador sin pelos en la lengua, como Pablo Motos, era una combinación explosiva que, sin duda, no dejó a ninguno de sus seguidores indiferentes.

Aunque sin duda, el momento cenital fue el protagonizado por la artista. La historia comenzó por la referencia a un yogur que hizo Chenoa, momento en que Latre lanzó la pregunta que desató todo: «¿De verdad que quieres que hablemos de lo del yogur?». La cantante, sin ninguna pena, decidió explicar que lo utilizada como remedio casero cuando le bajan las defensas.

Fue entonces cuando apareció la segunda bomba: «¿Dónde?». Ahí sí que Chenoa comenzó a ruborizarse y a intentarlo explicar con más vergüenza que palabras. Ante su evidente incomodidad, plagada de sentido del humor, Carlos Latre fue el responsable de darnos la respuesta. «¡Se pone yogur en sus pares íntimas!», aseguró el cómico.

No sirve cualquiera

Las risas en el plató no cesaban y parecía que Chenoa no quería detenerlas. En su intención por querer justificar su acción, la cantante refirió que «tiene que ser natural», como si eso normalizara las cosas. Entonces, Latre volvió a la carga burlándose de nuevo de la situación. «Los que llevan tropezones no valen», añadió, causando las carcajadas de todos, incluía Chenoa.

Finalmente, la artista trató de justificar su actuación pidiendo a las mujeres del plató que quienes, como ella, utilizaban este producto de esa forma para aliviar su malestar. Sin embargo, como era de esperar, nadie la apoyó. En ese momento, para salir del paso, Chenoa dejó claro que a ella le funciona «y punto», por lo que quiso zanjar la polémica.