Diarioespaña

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Chuck Norris deja el cine de forma definitiva para dedicarse al cuidado de su esposa enferma

El actor cree que una inyección provocó la enfermedad irreversible que ahora sufre su esposa Gena
Imagen de Chuck Norris y Gena. | Instagram

 

El conocidísimo actor Chuck Norris ha tomado la decisión de abandonar su carrera por amor. El protagonista de la famosa serie, ‘Walker, Texas Ranger’ deja de lado su gran pasión para dedicarse a lo que realmente ama con el corazón, su mujer.

 

Según anuncia la revista ‘Good Health’, el actor ha explicado que Gena, la madre de sus hijos mellizos de 16 años, sufre una grave enfermedad desde el año 2013. Tal como relata el actor, los años del cine se han acabado para él: «He abandonado mi carrera cinematográfica para dedicar mi vida entera a mantener viva a Gena, eso es lo más importante, que ella continúe con nosotros y que lo que le ha ocurrido a ella no lo sufra nadie más».

 

Chuck cree firmemente que la enfermedad de ella fue causada por una inyección previa a un escáner para comprobar las características de su artritis. Cabe destacar que durante la primavera de 2013, los médicos pusieron tres inyecciones a Gena en tan solo una semana para facilitar la visibilidad de la resonancia magnética.

Las inyecciones llevaban un contenido metálico llamado ‘gadolinium’ que es tóxico y que dañó el sistema nervioso de la mujer de Chuck y le deterioró de forma importante los riñones. Esta contaminación tiene efectos progresivos y Gena cada vez está peor.

 

La propia mujer de Chuck cuenta que tras la primera inyección sintió como si todo su cuerpo se quemaba y durante unos meses tuvo que guardar cama. Ahora ambos se han convertido en los dirigentes de una campaña contra las inyecciones con ‘gadolinium’ por sus efectos tóxicos. El matrimonio ya se ha gastado 1,7 millones de euros con tratamientos médicos para combatir la enfermedad, quién con el paso del tiempo ha ido perdiendo habilidades a pesar del esfuerzo.

Cabe destacar que el actor también debería centrarse un poco en su salud, ya que el pasado mes de julio, sufrió dos infartos en tan solo un día. El actor acompañado de su familia disfrutaba en un hotel de Nevada cuando Norris se desplomó en el suelo.

 

Tras ser reanimado y trasladado al hospital, sufrió de nuevo otro infarto del que también se acabó recuperando. El matrimonio lucha a día de hoy lleno de amor y fuerza para mantenerse unido y sentirse lo mejor posible ante estos momentos tan difíciles.