Diarioespaña

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Una explosiva rusa pone de patas arriba el último programa de ‘First Dates’

Su acompañante, un empresario italiano, quedó prendado de ella nada más verla
Massimo y Elena tras oír la decisión final de ambos | Cuatro

 

De entre todas las personas que pasan a diario por las mesas de ‘First Dates’ en busca de la pareja perfecta, el pasado lunes 20 de noviembre hubo una que revolucionó las redes sociales y destacó del resto. Se trata de una joven de origen ruso llamada Elena. Su explosivo cuerpo y sensualidad acabó encontrando el amor junto un italiano mucho mayor que ella

Elena fue la primera participante de la noche, pero a pesar de que se definió como muy apasionada, en la cita estuvo muy fría. Para acompañar a esta guapa rusa de 27 años, los responsables del programa decidieron presentarle a Massimo, un empresario italiano de 45 años, que no pudo ocultar su «enamoramiento» nada más verla.

Elena en 'First Dates' | Cuatro

Durante toda la cita, la joven se mostró algo distante y fría, un aspecto que hacia presagiar que no acabaría bien la cita. Sin embargo, y para sorpresa de Massimo que tenía clarísimo que querría una segunda cita con Elena, ella también accedió con un contundente «da»—sí en ruso. Puedes ver el vídeo del momento en la página web de Cuatro.

El momento más vergonzoso

En el programa del pasado 20 de noviembre de ‘First Dates’ se vivió uno de los momentos más vergonzosos de la historia del programa, aunque no lo protagonizaron ni Elena ni Massimo. Sucedió en la cita de Hugo y Verónica, ambos de 35 años nacidos con un día de diferencia. Su cena fue perfectamente y se notaba que había química entre los dos.

Sin embargo, en un momento dado y tras mucha conversación, Verónica le dijo: «Perdona, pero me he olvidado de tu nombre, ¿Puedes recordármelo?». Este incómodo momento por suerte para los dos solo se quedó en una anécdota, porque Hugo tampoco se acordaba del nombre de ella. Finalmente el amor triunfó en esta cita y acabaron besándose apasionadamente delante de las cámaras.