Diarioespaña

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Isabel Pantoja se está planteando demandar a su hija Chabelita

La tonadillera se niega a acoger en casa a su yerno, Alberto Isla
Chabelita podría ser demandada por su propia madre | Cedida

 

Isa Pantoja vio que la cosa en casa de los Pantoja estaba demasiado tranquila y decidió, la semana pasada, que ya era hora de volver a aparecer ante las cámaras de Telecinco. Así que, ni corta ni perezosa, se dejó caer por el plató de ‘Sábado Deluxe’ para hablar de su relación con su madre Isabel, el resto de la familia y, en definitiva, para airear los trapos sucios de Cantora.

 

Sus declaraciones, no obstante, podrían costarle muy caras, y es que ante las cámaras confesó que está muy dolida por no poder pasar las Navidades con su madre, ya que la Pantoja se negaba a acoger en casa a su yerno, Alberto Isla.

Al parecer, el artífice de este rechazo hacia el joven es el tío de Isa. «Mi madre ha intentado algún acercamiento hace muchos años, pero es que no. Todos, mi madre, mi hermano, mi prima, saben que no nos llevamos bien y ya lo tenemos todos asumido».

Demanda familiar

Para colmo, su madre también era uno de los objetivos de la entrevista, como quedó claro con estas palabras: «Creo que mi madre lleva una vida triste, se encuentra muy sola». Pues buen, según anunciaba ‘Sálvame’ ayer, Isabel Pantoja se estaría planteando demandar a su propia hija, aunque la abogada de la tonadillera estaría intentando evitarlo.

Hace días que varios colaboradores habían apuntado informaciones en este sentido, aunque ‘Socialité’ ha confirmado esta misma tarde lo siguiente: «Isa Pantoja ya estaba avisada cuando fue a Sálvame, la familia ahora mismo es consciente de que Isa encontrará algún motivo para sentarse en un plató, están muy cansados, pero tampoco hay que ponerle las cosas fáciles».

 

Por otro lado, otra de las partes implicadas es Anabel Pantoja, aunque Chabelita afirma que esta no está mediando en el conflicto. Por el momento Isa podría ganarse importantes enemigos en el seno de su propia familia.