Diarioespaña

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Jaime Peñafiel comió carne humana de estudiantes asesinados

El periodista acudió a un banquete donde el plato nacional africano se había cocinado con carne de cadáveres de menores asesinados por Bokassa en vísperas de su coronación como emperador de África Central
Imagen de archivo de Jaime Peñafiel | Cedida

 

Jaime Peñafiel no deja de sorprender con cada una de sus declaraciones, ya sea sobre los detalles más ocultos de la relación entre los Reyes de España y demás miembros de la familia real como su propia vida privada. Hace unos días, el periodista concedió una entrevista a Toñi Moreno en el programa de Telecinco ‘Viva la vida’. Además de recordar el momento más duro de su vida, el fallecimiento de su hija única por las drogas, realizó una escalofriante confesión.

Peñafiel comió carne humana: «Estaba riquísima»

Según Peñafiel, llegó a practicar el canibalismo. Al parecer, durante la coronación de Bokassa, emperador de África Central, se realizaron en palacio una serie de festejos, en los que el periodista llegó a comer un plato nacional que se había realizado con carne humana. «La cena fue traída en un puente aéreo de París, pero había un plato nacional, centroafricano, de carne. […] Estaba riquísima», apunto Peñafiel.

Toñi Moreno no se podía creer lo que estaba diciendo su invitado. Pero al parecer, Peñafiel no era consciente de qué tipo de carne estaba comiendo hasta semanas después: «Al cabo de los meses descubrieron que en los frigoríficos del palacio real de Bangui estaba lleno de cadáveres escolares que él había asesinado en vísperas de su coronación y utilizó esta carne de escolares para eso».

Toñi Moreno no daba crédito a la confesión de su invitado

Todos los invitados a la comida durante los festejos de la coronación de Bokassa, pudieron comer ese plato nacional que para sorpresa de muchos, se había cocinado con carne de infantes y jóvenes estudiantes que habían sido asesinados. 

La presentadora de ‘Viva la vida’ ya había oído suficiente, motivo por el que Peñafiel acabó diciendo: «Le depusieron, no le colgaron de milagro y murió en París como un loco al final». Toñi Moreno espetó: «¡Y bien muerto está el hombre! […] No te voy a preguntar nada más. Ese tema es muy desagradable».