Diarioespaña

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Jorge Javier estalla en el ‘Deluxe’ y clama: «Tenéis una poca vergüenza tremenda»

Se lo espetaba a Dulce, durante la última emisión del programa

 

Jorge Javier ha estallado en la última emisión del 'Deluxe' | Cedida

 

‘Como informa EsDiario’, Jorge Javier ha vuelto a protagonizar en el ‘Deluxe’ un inesperado estallido. Puede que la preocupación por los bajos índices de audiencias que están recibiendo sus programas le estén jugando una mala pasada, pero el caso, es que cada vez parecen más habituales sus repentinas salidas de tono. En esta ocasión sucedía con motivo de la visita de Dulce Delapiedra y su sometimiento al poli Deluxe, la clásica prueba del polígrafo del programa. En un momento dado, se lanzó una pregunta difícil: «¿Te consta que Isabel Pantoja despreciaba a Chelo García Cortés cuando eran amigas?», a lo que esta respondió que no. Sin embargo, sus palabras parecieron no contentar a las partes y pronto se enfatizó que mentía. Fue en este punto en el que Chelo y Dulce se enzarzaron en un fiero intercambio de palabras, que terminó irritando a Jorge Javier y motivando su intervención.

 

 

Así, el presentador se dirigió a Dulce y le espetó: «¡Me estoy cabreando eh, Dulce, me estoy cabreando! Es acojonante y sois de una moral tan reaccionaria y tan de la España negra... porque seguís culpando a esta —refiriéndose a García Cortés—, que la cogéis de tonta útil, cuando la niña venía ya de vuelta y vosotras os escandalizáis porque utiliza a Chelo... ¡venga hombre por favor! Tenéis una poca vergüenza, una poca vergüenza tremenda... ¿Por qué coño os vais a escandalizar si la niña venía ya sabida? Mejor que lo hiciera en casa de Chelo que no en un hostal de mala muerte. No me extraña que la niña estuviera deseando huir porque sois propias de la España de los Santos Inocentes». Todo el mundo se quedó perplejo ante la reacción del presentador que, incluso, llegó a intimidar a Dulce. Esta por su parte, se limitó a responder: «no me digas que tengo poca vergüenza, eh», además de instarle a que siguiera presentando el programa pero sin gritarle.