Diarioespaña

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Jorge Javier Vázquez se siente decepcionado con su productora y decide no presentar ‘Sálvame’

Fuentes aseguran que hay grandes diferencias entre La Fábrica de la Tele y Jorge Javier Vázquez a raíz del nuevo reparto que se ha hecho de los presentadores
Jorge Javier Vázquez en 'Sálvame' | Telecinco

 

Jorge Javier Vázquez no está atravesando por su mejor momento profesional. Ha pasado de presentar todos y cada uno de los programas más destacados de Telecinco a preferir no aparecer ni en televisión. El presentador hizo su última entrevista a Alba Carillo en Sábado Deluxe’ donde anunció que ella sería una nueva colaboradora del espacio. Sin embargo, ese día Jorge Javier no apareció por el plató y desde entonces, tampoco lo ha hecho este pasado fin de semana en el último ‘Deluxe’. Según el portal ‘Look’, Vázquez se negó el pasado 23 de septiembre a presentar el programa por lo que la productora tuvo que llamar a último momento y preparar a María Patiño para que fuera ella la que cogiera las riendas de ‘Sábado Deluxe’.

Según el medio citado, fuentes aseguran que hay grandes diferencias entre La Fábrica de la Tele y Jorge Javier Vázquez a raíz del nuevo reparto que se ha hecho de los presentadores. Y es que junto a Paz Padilla, Carlota Corredera y Vázquez se han unido los directores de la productora para conducir ‘Sálvame’ y entre ellos también se deben repartir los grandes ingresos por publicidad de los tres presentadores principales. Es por este motivo, que Jorge Javier lo tiene claro, hasta que no haya una solución con este nuevo elenco en el reparto, él no presentara ni ‘Sálvame Diario’ ni ‘Sábado Deluxe’.

 

Se siente completamente traicionado por la productora y a la vez decepcionado porque su regreso después de las vacaciones de verano no ha sido como él esperaba. Además, hay que sumarle los difíciles datos de audiencia del nuevo programa que presenta ‘Gran Hermano Revolution’, que deja al ‘reality’ con un 11,5% de datos de audiencia en su última emisión, la peor cifra en la historia de ‘Gran Hermano’.