Diarioespaña

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Kiko Hernández vuelve al trabajo después de pasar por el hotel de los horrores

El colaborador de 'Sálvame’ ha vuelto cargando duramente contra el servicio, que en teoría debía ser de ensueño y acabó siendo un desastre
Kiko Hernández | Telecinco

 

Kiko Hernandez vuelve al trabajo despues de pasar unas horribles vacaciones en París, no por la ciudad sino por el hotel donde se hospedaba. Algo realmente llamativo si contamos que el colaborador de 'Sálvame' se instaló en un hotel 'gran lujo' que costaba 800 euros la noche.

Al finalizar su estancia Kiko, visiblemente enfadado, puso una hoja de reclamaciones al hotel mientras regañaba la directora por el deficiente trato recibido.

Parecía lo que no era

El colaborador de 'Sálvame' ha vuelto al trabajo después de haber cargado las pilas en París. Bueno, realmente más que recuperado, ha vuelto cargado de quejas ante lo que debían ser unas vacaciones de ensueño.

Por lo visto el hotel, un 'gran lujo' de París, era un auténtico desastre. Eso sí, el colaborador quiso recalcar que cuando llegó a las instalaciones se quedó maravillado, pero al entrar a la habitación fue cuando se dio de narices con la realidad que le esperaba durante sus vacaciones.

«Cuando llegamos, la recepción todo era maravilloso, muy bonito… y de pronto entro en la habitación y veo unas manchas de meado en el suelo que te puedes morir. El wáter sucio, debajo de la cama, yogures vacíos ¡El servicio de limpieza una auténtica porquería!» explicó el polémico colaborador de 'Sálvame'.

París en verano | Arxiu

Lo que agotó su paciencia

Por si no fuera suficiente, Kiko advirtió que lo peor aun estaba por llegar. «Pido dos cunas de viaje (el colaborador viajaba con sus mellizas) viene la de recepción y me dice que no me las monta porque ella no tiene hijos ¡Nos ha fastidiado! ¿Son los primeros niños que van al hotel? Me tuve que quedar hasta las 3 de la mañana montando las cunas»

Esta fue la gota que colmó el vaso para Kiko, que como no podía ser de otra forma, y más conociendo su temperamento, puso una hoja de reclamaciones al hotel en la que dejó fina a la empresa.

El tertuliano no se olvidó de ninguno de los agravios sufridos durante su estancia en el hotel de París. La directora presumiblemente avergonzada por lo sucedido, le pidió disculpas y le invitó a él y a su familia a unos zumos, que según comentó el colaborador de Mediaset, «no había quien se los tomara. Ni disculpándose lo hicieron bien».

Con esas duras palabras Kiko Hernandez puso fin a su intervención en el programa que trabaja como colaborador, dejando claro una vez más que «no es oro todo lo que reluce».

Kiko Hernández | Telecinco