Diarioespaña

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

Lara Siscar denuncia un nuevo caso de acoso cibernético

En 2015 hubo dos detenidos, tras denunciarlo por primera vez

El 2018 ha comenzado de la misma manera que el 2017 para la periodista Lara Siscar. Desgraciadamente, en su caso, esta frase no se puede decir de manera positiva, pues tanto en el mes de enero del año pasado como en el del presente, se ha visto obligada a denunciar casos de acoso cibernético, el cual se están desarrollando por medio de la plataforma Twitter.

Desde que presentara una denuncia en 2015, la cual terminó con la detención de dos hombres por parte de la Policía Nacional, la trabajadora de Televisión Española no ha dejado de ser víctima de estos casos. El último ejemplo, el que reflejó por medio de redes sociales, en el cual se muestra unas conversaciones que realizaron en su nombre. Por el momento, se desconoce si los responsables son los mismos que en anteriores ocasiones.

«La última mezquindad en Twitter, incluso con cuenta verificada. Crear una conversación falsa, sustituir las fotos de perfil con Photoshop y citar a compañeros», es el texto que publicó la periodista, en el que citaba al cuerpo de la Policía Nacional, así como a las diferentes cuentas de RTVE, con el objetivo que estuvieran alerta de lo que estaba sucediendo con su perfil.

En el mismo mensaje, Lara Siscar incluye dos pantallazos en los que trata de evidenciar que la conversación que se desarrolló no fue realizada por ella, mostrándose como víctima, una vez más, del acoso que se puede realizar de manera cibernética. Del mismo modo, la presentadora de TVE anunció que tiene previsto retomar «acciones legales» contra sus acusadores.

Un acoso por «puro machismo»

Un año atrás, en colaboración con ‘El Mundo’, Lara Siscar habló por primera vez de sus casos de acoso digital. De ellos, confesó estar viviendo «atrapada en Twitter junto a mi acosador», consciente de que su situación «no va a terminar nunca». La manera de actuar del sospechoso era mediante la creación de cuentas falsas, la publicación de mensajes y el borrado de todo rastro del usuario.

En ese sentido, Siscar habló sobre la cobardía que demostraba con este tipo de actuación, haciendo referencia a que el ataque venía provocado por el objetivo de demostrar fuerza, aún sin ser visto. «Es puro machismo, una necesidad de dominio que sólo sienten algunos hombres», añadía la periodista, denunciando el momento en que vivía.