Diarioespaña

Telegram : +34 639 048 422

E-Mail: info@espana-diario.es

PREVISIÓN SÁBADO

Mejora el tiempo en la zona mediterránea con excepciones

Maite Galdeano sale al paso de un comprometedor mensaje de Sofía Suescun a su expareja

La exconcursante de 'Gran Hermano' Maite Galdeano atraviesa una dura fibromialgia. Ha defendido a su hija tras un supuesto mensaje de Sofía Suescun a su expareja.
Maite Galdeano y Sofía Suescun en televisión. | Telecinco

 

Cada vez que Maite Galdeano aparece en televisión, alguien en Telecinco empieza a temblar. Y es que la que fuera concursante de ‘Gran Hermano’ no deja títere con cabeza, aún menos cuando se trata de defender a su hija. Ahora está viendo la evolución de Sofía Suescun en ‘Supervivientes’ y no ha dudado en sacar uñas y dientes para representarla en un plató.

 

Ocurría esta misma tarde en ‘Sálvame’, donde varios colaboradores aseguraban que la relación entre Sofía Suescun y Alejandro Albalá es una auténtica farsa. La reacción de Maite Galdeano no se ha hecho esperar.

El mensaje comprometedor de Sofía Suescun

Rafa Mora desvelaba un mensaje de Sofía a su expareja Hugo Paz y que fue enviado cuando ya estaba con Albalá. «¿Sabes que echo de menos sentirme amada? ¿Sabes que solo te he amado a ti? No sé si volveré a amar a alguien, es como que ya es imposible. No sé que estoy haciendo con mi vida».

 

En ese mismo momento entraba la llamada de una Maite Galdeano cabreadísima, que aseguraba estar «muy enferma» de su fibromialgia. En primer lugar, acusaba de «mentiroso» a Rafa Mora y después lamentaba no poder acudir en persona para defender a su hija.

Maite Galdeano, de baja

«Mi hija estuvo perdiendo un kilo por día por la depresión. Cuando él le puso los cuernos, le llamó el representante y a ella le entró un ataque de ansiedad, que le tuve que dar tranquilizantes y todo. Lo pasó la cría fatal, de verdad», ha asegurado.

 

Por último, la polémica concursante del reality reiteraba lo siguiente: «Le estáis dando mucho palos y yo no puedo ir a defenderla, porque estoy ahora de baja, y estoy muy mal».